El índice de precios al consumidor de China subió un 2.5% en mayo con respecto al mismo mes del año anterior, acelerándose respecto al aumento del 1.8% en abril.

 

Reuters

PEKÍN – La inflación minorista de China subió en mayo a 2.5% marcando su nivel más alto en cuatro meses, mientras que la deflación de los precios en fábrica se atenuó, reforzando señales de estabilización en la economía local.

PUBLICIDAD

Pese al incremento,  la inflación china sigue estando dentro de una zona aceptable para el Gobierno, lo que le da espacio de sobra para intensificar medidas de política monetaria si es necesario para protegerse de una desaceleración marcada del crecimiento económico.

El índice de precios al consumidor de China subió un 2.5% en mayo con respecto al mismo mes del año anterior, acelerándose respecto al aumento del 1.8% en abril.

La cifra excedió apenas las expectativas del mercado de un 2.4%, según mostraron datos de la Oficina Nacional de Estadísticas.

Los precios de los alimentos aumentaron un 4.1%, acelerándose también respecto al alza del 2.3% en abril.

“La recuperación de los precios del cerdo, sumado a una base baja de comparación del año pasado, ayudó a que los precios subieran más rápido”, dijo Li Huiyong, economista de Shenyin & Wanguo Securities en Shanghai.

“La cifra confortable de inflación dará espacio suficiente al banco central para relajar su política monetaria en los meses venideros para apuntalar la economía, agregó el analista.

El Gobierno ha establecido una meta de inflación de alrededor del 3.5% para este año.

En tanto, el índice de precios del productor cayó en mayo un 1.4% respecto al año previo -registrando 27 meses consecutivo de caídas-, contra un descenso del 2% en abril y expectativas del mercado de una caída del 1.5%.

“La cifra está en línea con el consenso del mercado y brinda más pruebas de la estabilización de la economía”, dijo You Hongye, analista de Essence Securities en Pekín.

 

Siguientes artículos

UE debe centrarse en niveles de deuda: FMI
Por

Cuatro años después de que comenzó la crisis de la deuda soberana en el 2010, la relación deuda-PIB se ha incrementado e...