El Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) bajó 0.7%, la mayor caída desde diciembre de 2008, debido al declive en los precios de la gasolina.

Reuters

 

PUBLICIDAD

La inflación en Estados Unidos registró en enero su mayor caída desde 2008, al continuar desplomándose los costos de la gasolina, lo que podría ofrecer a una cauta Reserva Federal argumentos para mantener bajas las tasas de interés por algún tiempo más.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que su índice de precios al consumidor (IPC) cayó 0.7% el mes pasado, el mayor declive desde diciembre de 2008, tras bajar 0.3% en diciembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un retroceso del 0.6% en el IPC en enero.

Fue el tercer mes seguido de declives para el índice.

En el período de 12 meses a enero, el IPC bajó 0.1%, el primer descenso desde octubre de 2009 y una fuerte desaceleración desde el alza de 0.8% en noviembre.

Los analistas esperaban una caída del 0.1% en esta lectura.

 

 

Siguientes artículos

Desempleo de Alemania cae a niveles de 1991
Por

La Oficina de Empleo dijo que la desocupación laboral redujo en 20,000 sobre una base desestacionalizada, a 2,812 millon...