El dólar llegó a 18.60 pesos en ventanillas bancarias de instituciones como Banamex, Santander y Banco del Bajío.

Al interior del mercado mayorista, el peso inició la sesión con una depreciación de 0.24% o 4.4 centavos, cotizando alrededor de 18.35 pesos por dólar, alcanzando un máximo de 18.3829 pesos, nivel no visto desde el pasado 17 de febrero, cuatro días hábiles después de que se observara el máximo histórico de 19.4448 pesos por dólar.

“Desde la primera quincena de mayo, el peso nuevamente se ha vuelto vulnerable a presiones especulativas, quedando a merced de flujos que favorecen al dólar en el mercado cambiario y a una menor liquidez”, recordó Gabriela Siller, directora de análisis para Banco Base.

Esta mañana la paridad peso-dólar enfrentaba presiones adicionales al alza, luego de la publicación de la inflación de Estados Unidos para abril, la cual se ubicó en una tasa anual de 1.1%, en línea con lo esperado por el mercado y a una tasa mensual de 0.4%, la más alta desde febrero de 2013.

“Los datos económicos positivos para Estados Unidos permiten al mercado evaluar que la Fed podría subir su tasa de referencia en los próximos meses, favoreciendo al dólar. La probabilidad implícita en el mercado de que la Fed suba su tasa de referencia el 15 de junio es de apenas 6%, pero sube a 21% para la reunión del 27 de julio y a 40% para la reunión del 21 de septiembre”, estimó Siller

Los mercados en Wall Street iniciaron con números rojos tras el dato de inflación estadounidense. El promedio industrial Dow Jones se ubicó en 17,618.36 unidades, un retroceso de 92.35 puntos o 0.52%. Nasdaq llegó a 4,756.23 unidades, un retroceso de 19.23 puntos o 0.40%. El índice S&P500 promediaba 2,058.24 unidades, una caída de 8.42 puntos o 0.41%.

En México, la Bolsa Mexicana de Valores también mostraba nerviosismo. El índice IPC, que aglutina a las 37 acciones más negociadas de la Bolsa, operaba con 45,709.08 unidades, un hundimiento de 134.06 puntos o 0.29%.

El precio del WTI tocó un máximo de 48.42 dólares por barril, nivel no visto desde octubre de 2015. Sin embargo, la causalidad entre las ganancias del petróleo y del peso se ha debilitado.

La mezcla mexicana cerró en 39.87 dólares por barril durante la jornada de 17 de mayo, por lo que se acercó a un precio de 40 dólares por unidad.

 

Siguientes artículos

México, entre los más conectados en el mundo
Por

"Para los mercados desarrollados, principalmente Europa Occidental y América del Norte, los impulsores de crecimiento ya...