El Departamento de Trabajo dijo el martes que su Índice de Precios al Consumidor subió un 0.1% en agosto luego de avanzar un 0.2% en julio.

 

Reuters

WASHINGTON.- Los precios al consumidor en Estados Unidos apenas subieron en agosto debido a una caída en el costo de la energía, pero un incremento en alquiler y costos médicos apuntaban a una estabilización de la inflación subyacente, que podría permitir a la Reserva Federal comenzar a reducir sus compras de bonos.

PUBLICIDAD

El Departamento de Trabajo dijo el martes que su Índice de Precios al Consumidor subió un 0.1% en agosto luego de avanzar un 0.2% en julio.

En los 12 meses hasta agosto, el incremento del IPC se desaceleró a un 1.5% tras escalar un 2.0% en el año hasta julio.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que los precios al consumidor subirían un 0.2% el mes pasado y un 1.6% en la comparación interanual.

Excluyendo los volátiles costos de energía y alimentos, el llamado índice subyacente de precios al consumidor subió un 0.1% tras avanzar un 0.2% en cada uno de los últimos tres meses. Alquileres y cuidados médicos fueron responsables de buena parte del incremento del índice subyacente.

 

Siguientes artículos

La discreción de Prada beneficia sus ventas en China
Por

La imagen sobria en los accesorios de la firma ayudaron a evitar una campaña gubernamental en contra del mercado de lujo...