La inflación en Estados Unidos registró en septiembre un aumento de 0.3% y en el comparativo respecto al mismo mes del año previo se aceleró a un 1.5%, siendo éste su mayor incremento interanual desde octubre de 2014.

El alza en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue derivado del incremento en el costo de la gasolina y los alquileres, de acuerdo con los datos publicado este martes por el Departamento del Trabajo.

Esto sugiere que las presiones inflacionarias se están acumulando y aplanando el camino para que la Reserva Federal (Fed) mantenga el curso y suba las tasas de interés en diciembre.

Lee también: El peso gana terreno por inflación en EU y tropiezo de Trump

PUBLICIDAD

En agosto, la inflación estadounidense subió un 0.3% y en su tasa interanual aumentó un 1.1%.

La previsión de los economistas para septiembre era de un avance de un 0.3% en la tasa mensual y de 1.5% en un año, por lo que las cifras estuvieron a la par de los pronósticos.

No obstante, la inflación subyacente mostró señales de moderación, ya que avanzó un 0.1% en un mes y un 2.2% a tasa interanual, tras subir en agosto un 0.3% y un 2.3%, respectivamente.

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Precios del petróleo ganan por acuerdo para reducir producción mundial
Por

El petróleo tipo Brent avanzaba 42 centavos y se cotizaba en 51.94 dólares por barril; mientras que el estadounidense WT...