Reuters.- Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron menos de lo previsto en agosto, debido a que los aumentos en la gasolina y los alquileres fueron contrarrestados por menores costos de la atención médica y la indumentaria, mientras que las presiones inflacionarias subyacentes también parecían desacelerarse.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que su Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó un 0.2% el mes pasado luego de un avance similar en julio. En los 12 meses hasta agosto, el IPC subió un 2.7%, desacelerándose desde el 2.9% de julio.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el IPC avanzó un 0.1%. El llamado IPC subyacente había aumentado en un 0.2% durante tres meses consecutivos. En la medición interanual a agosto, el IPC subyacente subió al 2.2% tras acelerarse un 2.4% en julio.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado alzas del 0.3% en el IPC y del 0.2% en el índice de precios subyacente para agosto.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

China-Xi Jingping
China celebra invitación de EU para reanudar negociaciones comerciales
Por

“China recibió esa invitación de Estados Unidos y la aplaudimos; estamos negociando los detalles correspondientes", conf...