La tasa de inflación de la región bajó un 1.1%, su mayor caída mensual, impulsada principalmente por la baja en el costo de bienes industriales fuera del sector energético, informó la oficina de estadísticas Eurostat.

 

Reuters

BRUSELAS – Los precios al consumidor en la zona euro registraron en enero su mayor caída mensual histórica, presionados por una baja en el costo de bienes industriales fuera del sector energético, lo que mantuvo a la inflación por debajo de la meta del Banco Central Europeo.

PUBLICIDAD

La tasa de inflación en los 18 países que comparten el euro bajó un 1.1% en enero frente a diciembre y la inflación anual se mantuvo en un 0.8% por segundo mes consecutivo, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

La cifra anual fue revisada desde una estimación preliminar de un 0.7% divulgada por Eurostat el 31 de enero.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que la inflación de precios al consumidor se aceleraría levemente a un 0.9% en enero, nivel que aún habría sido mucho menor a la meta del Banco Central Europeo de cerca, pero debajo de un 2%.

La tasa inflacionaria anual fue influenciada por un declive de un 1.2% en los volátiles precios de la energía, mientras que la desaceleración mensual fue impactada por una caída de un 3.9% en los costos de bienes industriales fuera del sector energético y un retroceso de un 0.4% en los precios de los servicios.

El BCE, que redujo su tasa de interés clave a un mínimo histórico de un 0.25% en noviembre, mantendría esa tasa sin cambios hasta mediados del 2015, a menos que los mercados de dinero repunten y el euro se fortalezca.

Aunque el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que la entidad no había modificado las tasas de interés este mes debido a que es necesario tener más información sobre la recuperación económica, los mercados aún están alertas ante cualquier movimiento en marzo, para cuando se espera un panorama actualizado sobre la inflación.

En enero, los miembros de la zona euro Grecia y Chipre mantuvieron su deflación, en un mes en que sólo tres países del bloque -Estonia, Letonia y Eslovaquia- registraron alzas en el precio mensual al consumidor.

La inflación en Italia, la tercera principal economía de la zona euro, anotó un declive mensual de un 2.1%, la mayor caída entre todos los miembros del bloque monetario.

En Alemania, la mayor economía europea, los precios al consumidor bajaron un 0.7% mensual y la inflación anual se mantuvo sin cambios en un 1.2%. Ambas cifras fueron menores a lo pronosticado.

Eurostat publicará el viernes la estimación preliminar para la inflación de la zona euro de febrero.

 

Siguientes artículos

¿Todo fríamente calculado con Whatsapp?
Por

 Whatsapp, con sólo 5 años de existir, es el mayor ganador en esto y no sólo por la cantidad de dinero que se embolsan e...