Reuters.- Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron en abril, pero la inflación subyacente permaneció relativamente contenida, lo que sugiere que la Reserva Federal podría dejar sin cambios sus tasas de interés por algún tiempo.

El Departamento del Trabajo dijo el viernes que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó 0.3% el mes pasado, en medio de un alza de los valores de la gasolina, los arriendos y los costos de atención de salud. El IPC avanzó un 0.4% en marzo.

En los 12 meses a abril, el IPC se incrementó 2% tras haber avanzado un 1.9% en marzo. Economistas encuestados por Reuters habían estimado un alza intermensual de 0.4% en el cuarto mes del año y una aceleración de 2.1% en la comparación anualizada.

Excluyendo los componentes que arrojan volatilidad como los alimentos y la energía, el IPC subió 0.1% después de que los precios del vestuario cayeron por segundo mes consecutivo. El índice anual de inflación subyacente marcó 2.1% el pasado, una ligera aceleración frente al 2% de marzo.

Te interesa: Inflación de abril en México toca su nivel más alto en 4 meses

Una inflación persistentemente benigna, sin embargo, podría llevar a la Casa Blanca a elevar la presión para que la Fed recorte sus tasas de interés. El presidente Donald Trump ha criticado reiteradamente al banco central por ajustar su política monetaria bajo el argumento de que la inflación sigue siendo baja.

«¡El reporte del IPC que acaba de salir es genial. Realmente bueno, una muy baja inflación!. Tenemos una gran oportunidad de tener éxito. Buenas cifras en todos los segmentos», afirmó Trump en Twitter tras la divulgación del reporte.

La semana pasada, la Fed dejó sin cambios sus tasas de interés y expresó poca inclinación a elevar los costos del crédito en el futuro inmediato. El presidente del banco central, Jerome Powell, dijo que consideraba que las débiles lecturas sobre el aumento de los precios al consumidor «podrían mejorar y ser transitorias».

 

Siguientes artículos

Actividad industrial registra en marzo su mayor caída en 5 meses
Por

La actividad industrial bajó 1.3% de febrero a marzo, después de dos meses de relativa recuperación.