El Departamento del Trabajo dijo que su inflación subyacente, que excluye los volátiles componentes de alimentos y energía, registró el mayor avance desde agosto de 2011.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Un alza en el costo de alquileres y de la salud llevó a que la inflación subyacente de Estados Unidos registrara en enero su mayor avance en casi cuatro años y medio, en indicios de un incremento de las presiones sobre los precios que podrían permitir a la Reserva Federal subir gradualmente las tasas de interés.

El Departamento del Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al consumidor que excluye los volátiles componentes de alimentos y energía subió 0.3% el mes pasado. Fue el mayor avance desde agosto del 2011 y siguió a un alza de 0.2% en diciembre.

En los 12 meses hasta enero, el IPC subyacente subió 2.2%, el mayor incremento desde junio de 2012.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPC subyacente subiera 0.2% el mes pasado y 2.1% interanual.

El IPC general no registró cambios el mes pasado tras un retroceso de 0.1% en diciembre.

 

Siguientes artículos

banxico
Intervención de Banxico llega tarde contra especuladores
Por

Algunas de las apuestas más agresivas en contra del peso mexicano en el mercado de derivados de moneda de Chicago se cer...