El índice de precios al consumidor bajó a una tasa anual del 2.2% durante octubre desde un 2.7%, la lectura fortalecerá las expectativas de economistas sobre que el Banco de Inglaterra revisará a la baja sus pronósticos a corto plazo para la inflación.

 

Reuters

LONDRES – La inflación británica se desaceleró inesperadamente en octubre y alcanzó su menor nivel en más de un año, lo que garantiza al Banco de Inglaterra tiempo suficiente para permitir que la economía se fortalezca antes de subir las tasas de interés.

PUBLICIDAD

La inflación en los precios al consumidor en Gran Bretaña cayó a una tasa anual del 2.2% en octubre desde un 2.7% en septiembre, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas, en línea con una baja similar de la inflación en la zona euro el mes pasado.

La cifra fue bastante menor al promedio de los pronósticos de los analistas de una desaceleración a un 2.5% y es la tasa más baja desde septiembre del 2012.

También fue mucho menor al pronóstico del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) de agosto de que la inflación superaría el 2.8% durante el resto del año, aunque supera cómodamente el alza de los salarios.

En agosto, el BoE se comprometió a mantener las tasas de interés sin cambios hasta que el desempleo caiga a un 7%, a menos que la inflación amenace con salirse de control. El desempleo en los tres meses hasta septiembre fue de un 7.7%.

La inflación ha superado la meta de un 2% del BoE desde diciembre del 2009, en contraste con la zona euro, donde una fuerte desaceleración de la inflación a un 0.7% en octubre llevó al Banco Central Europeo (BCE) a recortar los costos del crédito a un mínimo histórico la semana pasada.

El BoE publicará nuevos pronósticos económicos el miércoles. El dato probablemente fortalecerá las expectativas de los economistas de que el banco central británico revise a la baja sus pronósticos a corto plazo para la inflación.

Una medición de la inflación subyacente que excluye incrementos en energía, alimentos, alcohol y tabaco, subió en sólo un 1.7%, su menor incremento desde septiembre del 2009.

Los precios de las viviendas en Gran Bretaña subieron un 3.8%, afirmó la Oficina Nacional de Estadísticas.

Eso se compara con incrementos anuales de un 6.9% y de un 5.8% informado recientemente para octubre por Halifax y Nationwide, dos de los mayores prestamistas hipotecarios del Reino Unido.

Las alzas se concentraron en Londres, donde los precios aumentaron un 9.4% interanual, mientras que en el resto del país subieron sólo un 2.1%.

 

 

Siguientes artículos

Crecimiento de economías desarrolladas mejora: OCDE
Por

Un indicador de la organización sobre las perspectivas de expansión mostró una mejora en septiembre a 100.7 desde 100.6....