Reuters.- La inflación podría registrar un cambio de tendencia a la baja en enero, aunque aún existen factores de riesgo que podrían incidir en el índice de precios, que se ubica en máximos de 16 años, dijo el jefe del Banco de México (Banco) en una entrevista divulgada el domingo.

Alejandro Díaz de León, quien asumió las riendas de la entidad en diciembre, mencionó que entre los riesgos se encuentran la recién aprobada reforma fiscal estadounidense, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales de México.

“En enero vamos a tener una inflexión a la baja un poco más marcada por el hecho de que el incremento en las gasolinas ya no va a estar en la medición anual”, comentó Díaz de León al canal de noticias Foro TV.

Te recomendamos: La inflación no cedió en 2017 y no lo hará en 2018

PUBLICIDAD

En enero del año pasado, México elevó los precios máximos de las gasolinas como parte del proceso de liberalización de los precios de los combustibles.

Díaz de León también dijo que las autoridades monetarias de México cuentan con los instrumentos adecuados para propiciar un ajuste ordenado de la moneda en caso de que los riesgos inflacionarios se materialicen.

El Banxico aumentó a finales de diciembre los montos que ofrece en un programa de subastas de coberturas cambiarias, con el que busca propiciar un funcionamiento más ordenado del mercado.

Hasta la primera quincena de diciembre, la inflación interanual en México se aceleró a un 6.69%, superando las proyecciones de analistas. El instituto de estadísticas difundirá el martes el comportamiento del índice de precios durante todo diciembre.

 

Siguientes artículos

El consumo de alcohol es más letal para la salud de los pobres
Por

Los consumidores frecuentes tienen menor riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares que los poco frecuentes; esto...