El funcionario dijo que hasta ahora la depreciación de la moneda local ha tenido poco impacto en la inflación.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El jefe del banco central mexicano, Agustín Carstens, dijo el viernes que considera poco probable que la inflación en el país se acelere mucho más allá del 3.0% en el mediano y largo plazo.

En febrero, la inflación local a tasa anual se moderó a un 3.0%, su menor nivel desde mayo de 2006, llegando a la meta del banco central.

“Yo veo difícil que nos movamos a un nivel de inflación mucho mayor en el mediano y largo plazo”, dijo Carstens a la cadena Radio Red.

El funcionario dijo que hasta ahora la depreciación de la moneda local ha tenido poco impacto en la inflación.

“Realmente lo que hemos visto es un traspaso bastante pequeño de la variación cambiaria hacia la inflación”, comentó.

El peso tocó su mínimo histórico frente al dólar la semana pasada en medio de un descenso en los precios del crudo, una débil actividad económica local y una eventual alza de tasas de interés en Estados Unidos.

La entidad monetaria mantiene desde junio del año pasado su tasa de interés referencial en un mínimo de un 3.0%.

 

 

Siguientes artículos

Ventas minoristas crecen 2.1% en enero: Inegi
Por

A tasa interanual, las ventas al menudeo subieron un 4.7% en enero, indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geogra...