En la primera quincena de junio, los precios al consumidor registraron un aumento de 0.02%, con lo que la inflación a tasa anual se ubicó en 2.55%, debido principalmente a un descenso en los precios de productos agropecuarios, de acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato de la inflación interanual hasta la primera mitad de junio fue mayor a lo esperado por el mercado, que preveían que este indicador se ubicara en un 2.63%, de acuerdo con un sondeo previo realizado por Reuters.  Además de que se trató de su mayor nivel para una quincena desde el 3.23% a finales de 2014.

A través de un comunicado, el Instituto señaló que en el mismo lapso, pero de 2015, los datos fueron de 0.13% quincenal y de 2.87% a tasa anual. Además de que en la quincena precedente la inflación se ubicó en un 2.66%.

Inegi indicó que el índice de precios subyacente –que excluye los grupos agropecuarios, energéticos y otras tarifas- aumentó 0.16%, para colocar la tasa de inflación en 2.98% anual.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la inflación general y la subyacente se encuentran dentro del objetivo de inflación del Banco de México, el cual es entre 3.0 y 4.0%.

Así, en la primera mitad de junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor subió 0.02% ante un incremento del 0.3% en los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, mientras que los productos agropecuarios cayeron un 1.51%.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.16% en la primera quincena de junio.

 

Siguientes artículos

Los millennials reinventarán el capitalismo
Por

NEXTg reunió a empresarios y millennials durante un día para analizar los casos de éxito de emprendimientos en áreas com...