Reuters.- Los precios al consumidor en la zona euro crecieron menos de lo esperado en febrero por una baja de los alimentos sin procesar y una reducida inflación en la energía, mostraron el viernes datos de la oficina de estadística europea Eurostat.

La inflación en los 19 países que comparten el euro fue del 0.2% frente al mes anterior y del 1.1% frente al mismo mes del año anterior. Los economistas encuestados por Reuters esperaban una esa subida mensual, pero esperaban un crecimiento interanual del 1.2%, en línea con la estimación previa de Eurostat.

Los precios de los alimentos sin procesar bajaron un 0.3% en febrero frente a enero y un 0.9% frente al mismo mes del año anterior, lo que restó 0.07 puntos del dato definitivo anual.

Los precios de la energía bajaron un 0.3% mensual y subieron un 2.1% interanual, frente al 2.2% de enero.

PUBLICIDAD

Sin estos dos volátiles componentes, una medida que el Banco Central Europeo denomina inflación subyacente, los precios crecieron un 0.3% mensual y un 1.2% interanual, la misma tasa interanual que en enero.

Algunos economistas se fijan también en otra medida de inflación que elimina componentes más volátiles como el alcohol y el tabaco, cuyos precios están sujetos a menudo a cambios en su tributación en diferentes países.

Esta lectura mostró un alza de precios del 0.4% mensual y del 1.0 frente al mismo mes del año previo, igualando la cifra de enero.

El BCE quiere mantener la inflación general por debajo pero cerca del 2% interanual a medio plazo y ha comprado decenas de miles de millones de bonos para inyectar efectivo en el sistema bancario y facilitar el crédito para impulsar el crecimiento de la economía y la inflación.

 

Siguientes artículos

TLCAN es asunto de seguridad nacional, dicen generales a Trump
Por

Ex altos mandos del ejército estadounidense encargados del continente americano advirtieron en una carta el presidente q...