La inflación de la zona euro se ralentizó en junio, aunque la inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y los alimentos sin procesar, se aceleró en junio, dijo este lunes la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

Los precios al consumidor en los 19 países que comparten el euro subieron un 1.3% interanual en junio, en línea con las expectativas del mercado, desacelerándose desde 1.4% en mayo y 1.9% en abril.

La inflación subyacente, que excluye los alimentos sin procesar y la energía y es observada muy de cerca por el Banco Central Europeo, se aceleró a un 1.2% desde el 1.0% de mayo.

También puedes leer: PIB e inflación de la eurozona mantienen alzas en cuarto trimestre

La inflación subyacente estuvo por encima de las expectativas del mercado de un aumento del 1.1%o, pero en línea con la estimación previa de Eurostat, publicada a finales de junio.

En cifras mensuales, los precios al consumidor fueron estables en junio, mientras que la inflación subyacente creció un 0.2%, según Eurostat.

Durante el cuarto trimestre de 2016, el PIB de la Unión Europea creció un 0.6%, mientras que la economía de la eurozona aumentó 0.5%, ambos datos en su comparación con el trimestre anterior, de acuerdo con los datos adelantados por Eurostat.

Asimismo, la agencia comunitaria de estadística señaló que en su comparativo anual el aumento fue de 1.9% para la economía del bloque y de 1.8% en los países de la moneda única.

 

Siguientes artículos

Ciudades mexicanas nunca se habían sentido tan inseguras
Por

La percepción de inseguridad entre las mujeres llegó al 80% de la población femenina.