El desarrollo de infraestructura en México avanzó durante 2017 entre la turbulencia de inseguridad que azota al país, un dólar que cerró el año casi en 20 pesos, el primer año de gobierno de Trump y los golpes a la economía mexicana derivados de su administración.

2018 luce incierto en la materia ante las elecciones presidenciales, con el líder de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, atacando los principales proyectos del gobierno de Enrique Peña Nieto, como el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, un desarrollo cuyo costo asciende a 186,000 millones de pesos (mdp).

A continuación, presentamos los aciertos y obstáculos que experimentará la infraestructura este año.

 

PUBLICIDAD

Lo bueno

La construcción de vialidades pasa por un buen momento. El plan sexenal presenta un avance de 85% con 80 carreteras y 50 autopistas, apuntó en entrevista Ignacio García de Presno, socio líder de asesoría en infraestructura para la consultora KPMG en México.

También se ha impulsado el desarrollo de puertos marítimos que estimulen el comercio internacional en zonas estratégicas. En abril, se inauguró la segunda terminal especializada de contenedores en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con una inversión de 500 millones de dólares por Maersk Group, un holding originario de Dinamarca.

En el evento, Peña Nieto recordó que la capacidad de los puertos pasará de 260 millones de toneladas (mdt) en 2012 a 500 mdt al cierre de su administración. El puerto aumentará su capacidad de 27 a 47 mdt este año.

Otro caso de éxito es el de Guaymas, Sonora, cuya ampliación en su puerto requirió una inversión de 980 millones de pesos para aumentar su capacidad de 7 a 28 millones de toneladas, de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

 

Lo malo

Entre enero y noviembre de 2017, el gasto en capital del sector público –para creación de infraestructura, compra de equipo y mantenimiento— cayó 34% a 633,124 millones de pesos, desde los 903,722 millones en el mismo periodo de 2016, según Hacienda.

El socio líder de KPMG reconoce que los pendientes en infraestructura se concentrarán en el sector hídrico y seguramente así se quedarán: “Los grandes rezagos están en dos aspectos: agua y saneamiento.”

La inversión física en abastecimiento, agua potable y alcantarillado se desplomó 51% en los primeros 10 meses de 2017 frente al mismo periodo de 2016, a 15,089 millones desde los 29,058 millones.

El gobierno mexicano no ha podido consolidar los proyectos que tenían al principio de la administración, como el acueducto el Zapotillo. La empresa de origen español Abengoa renunció a la concesión para la construcción y operación del acueducto que iría de los Altos de Jalisco a León, Guanajuato, después de múltiples problemas financieros de la firma, cuyo costo, a pesar de no contar con.

Otro caso es el del Acueducto Monterrey VI, un proyecto necesario para el área metropolitana de Nuevo León, que hoy está obligando a la administración local a buscar fuentes alternas de abastecimiento, optimizaciones de red, mejorar consumo.

El proyecto se planteó con una inversión total de 18,282 millones de pesos y se elevó hasta 48,000 millones, 80% vendría del sector privado y el resto del fondo nacional de infraestructura, que beneficiaría a 4.2 millones de habitantes.

Pero el entonces gobernador y actual precandidato a la presidencia, Jaime Rodríguez Calderón, canceló el proyecto y buscarían alternativas al proyecto que ganaron las constructoras Grupo Higa e ICA.

“Va a solucionar en el corto y mediano, pero no el largo plazo”, advirtió el directivo de KPMG.

Para resolver estas problemáticas, García de Presno dijo que la administración estatal tendrá que reestablecer la licitación con alcances mejorados. “Mientras más población tenemos, más infraestructura se requiere, y más dinero se necesita para mantenerla”.

Otro reto está en el polémico Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en el que se han involucrado empresas de Carlos Slim, que ganaron la pista 3 y el edificio terminal, diseñado por su yerno, Fernando Romero.

El problema es que su socio, la constructora mexicana ICA, anunció en agosto de 2017 que entraría a concurso mercantil ante su abultada deuda que en marzo contabilizó más de 65,000 millones de pesos.

Además, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México informó que el costo del proyecto aumentó 10%.

En el sector de telecomunicaciones se gesta la red compartida, proyecto que dirige el consorcio Altán, compuesto pro Axtel y Megacable, 92% de los mexicanos, costará más de 7,000 millones de dólares (mdd) y tomará al menos 8 años en completarse.

Aunque el proyecto de la Red compartida avanza, puede enfrentar problemas y que se comprometa la velocidad de despliegue de la red en algunos municipios, como pueblos mágicos, por parte de las autoridades.

“Apuntamos como factor de riesgo que no haya cooperación necesaria con autoridades locales”.

 

Lo feo

Para el directivo de KPMG, La debilidad del Estado de Derecho es un freno muy importante para el desarrollo de infraestructura, no solo por la corrupción, sino por el crimen organizado y en las relaciones privado-privado.

México cerrará el 2017 como el peor año en seguridad de su historia reciente, alertó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, quien estimó que este año terminará con más de 24,000 homicidios, el mayor número en 20 años.

Al preguntarle por el papel de la polémica Ley de Seguridad Interior, García dijo que, en la medida que preserve la seguridad del país en regiones donde no hay fuerza policiaca, “claro que debe ayudar”.

“El Estado de Derecho afecta en el costo y calidad de infraestructura, es de lo retos más importante del sector”.

Otro punto que el gobierno no está impulsando es el gasto en infraestructura en una de las columnas vertebrales para el desarrollo del país: educación.

Entre enero y noviembre, la inversión física en educación se desplomó 50% a 5,920 milones de pesos, mientras que en el mismo periodo de 2016 el desembolso para este rubro registró 11,277 millones.

 

Siguientes artículos

dolar-peso
Peso inicia con pérdidas a la espera de datos en Estados Unidos
Por

Los inversionistas han comenzado a especular en torno a la próxima ronda de renegociación del TLCAN que se realizará est...