Tras la crisis económica de 2008-2009, el poder adquisitivo del ingreso laboral tuvo una importante caída de la cual no ha podido recuperarse.

 

 

En el segundo trimestre de 2014, el ingreso laboral en México per cápita fue de 1,607 pesos, cifra que representó un 10.9% menos en comparación con 2010, en donde el ingreso mensual de los trabajadores alcanzó los 1,703 pesos, de acuerdo con el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza realizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

PUBLICIDAD

El Consejo explica en un comunicado que, tras la crisis económica de 2008-2009, el poder adquisitivo del ingreso laboral tuvo una importante caída de la cual no ha podido recuperarse. Es decir, tanto la inflación como el alza en el precio de los alimentos han sido mayores que el incremento de los ingresos laborales de las familias.

Por rubro, podemos percibir que la evolución de los ingresos en las zonas urbanas y rurales han  sido diferentes.

El Índice muestra que en términos reales el ingreso laboral en las zonas urbanas muestra una disminución del 26.0% entre el primer trimestre de 2005 y el segundo trimestre de 2014, mientras que en las zonas rurales, este ingreso disminuyó tan sólo un 3.2% en el mismo periodo. El ingreso laboral urbano sigue siendo mayor que el rural.

 

Siguientes artículos

Pemex reduce pronóstico de producción para 2014
Por

La petrolera ajustó su producción promedio de petróleo a 2.35 millones de barriles por día, en momentos donde intenta ap...