Innovación disruptiva, el gigante de las ventas por televisión lo vuelve a hacer

Con el aceleramiento de las tecnologías, solo un puñado de empresas han adaptado su modelo de negocio, refinando la calidad y personalización de sus productos. Este es el caso de Inova y su marca Sognare, ejemplo de disrupción, innovación y descanso.

México –y el mundo- atraviesa por una transformación al interior de sus empresas, en la que la disrupción es un factor clave para hacer frente a los cambios que la sociedad representa. Sin embargo, desarrollar un servicio o producto realmente disruptivo parece ser una labor titánica para muchos; lograr una apertura intempestiva que modifique el modelo es el gran reto de los inversionistas, desarrolladores y trabajadores, un cambio abrupto que se adelante con naturalidad a las exigencias del cliente actual.

En este sentido, John Battelle, fundador de la revista Wired e impulsor del festival sobre innovación NewCo, señala que “Estamos en medio de un cambio muy significativo en la cultura de los negocios… y ésta ha sido modificada por una energía que está dentro de una nueva generación, que no sólo quiere un trabajo, no sólo busca un cheque, busca un propósito, expresar su creatividad y trabajar en un lugar donde puedan hacer la diferencia. Este cambio está creando un nuevo tipo de compañía”.

Con el aceleramiento de las tecnologías disruptivas, solo un puñado de empresas han adaptado su modelo de negocio, refinando la calidad y personalización de sus productos y servicios para ser realmente competitivos y asegurar la permanencia del consumidor en el mediano y largo plazo, un reto serio en estos tiempos en el que el cambio es es su principal vocación.

Al respecto de la disrupción y la relación con el consumidor final, líderes de empresas basadas en el modelo de negocio de economía compartida han dicho que esta nueva relación “es uno de los grandes avances. Ahora, si no te gusta algo, lo puedes decir y la empresa se siente forzada a cambiarlo, si no no vende”.

Todo este expertise y discurso de innovación y disrupción ha sido adaptado en su mayoría de forma más bien torpe, en el que el desarrollo de apps, personalización y sobreofertas adornadas no han dado en el clavo de las necesidades reales de un cliente que sigue enfrentándose a los mismos productos de siempre, cada vez más encarecidos e igual de inconsistentes que hace diez años.

Los creadores del descanso

Una excepción a esta suerte de regla no dicha es el caso de Inova, empresa mexicana que con su línea de productos para el descanso, está dando un giro de tuerca radical a su nicho de mercado, posicionándose en la mente del consumidor como un producto que mejora su calidad de vida.

Sognare ha puesto especial énfasis en el hecho de que al menos 20% de la población mexicana registra actualmente trastornos del sueño y falta de descanso. Lejos de repetir esquemas y cambiar la comodidad de cualquier material, los especialistas encargados del desarrollo invirtieron sus conocimientos en la raíz del producto: la calidad e ingeniería de sus materiales, en función del desempeño a la hora del descanso. ¿El resultado? Un colchón elaborado con microfibras y cápsulas de gel que en cualquier postura en la que el usuario descanse. Por esta poderosa razón es que Sognare se adapta al cuerpo, hábitos y movimientos de las personas, y no al revés.

Aunado a este factor principal, Sognare atiende también la manera en la que oferta su producto, desarrollando un negocio que llama la atención por ser disruptivo e innovador de forma aterrizada en todas y cada una de las aristas de su modelo.

Sognare se posiciona a la cabeza de sus competidores con un ejercicio inmejorable, basado en cinco servicios potentes que hacen la total diferencia:

  1. El usuario puede probar el colchón por 30 noches completas, con opción a la devolución total de su dinero si no le convence el producto.
  2. El colchón Sognare llega a su domicilio en una caja, fácil de mover y desempacar.
  3. El envío y/o devolución del colchón no generan costo alguno.
  4. Opciones de pago a meses sin intereses, y
  5. 10 años de garantía.

“Desarrollamos constantemente productos innovadores que mejoran tu descanso, nuestra misión es que todos logremos una vida plena y llena de alegría. La opinión y experiencia de nuestros clientes es lo más importante para nosotros, así podemos reforzar y mejorar nuestro trabajo. Ellos son nuestra inspiración y nuestro motor”, afirma Bruno Mercenari, emprendedor mexicano y co-fundador de Sognare.