Reuters.- La inseguridad que azota a México podría convertirse en uno de los principales obstáculos para desarrollar la industria local de extracción y producción de litio tras el hallazgo de un importante yacimiento en el norte del país, según un especialista del sector minero.

Ubicada en el estado Sonora, se estima que esta mina contiene 8.8 millones de toneladas de recursos de carbonato de litio, según una presentación de sus operadores, la británica Bacanora Lithium y la china Ganfeng, divulgada este mes en su sitio de internet.

La cifra es similar a las reservas que poseen, en todo su territorio, Bolivia o Chile, dos de los países con la mayor cantidad de recursos de litio en el mundo.

De confirmarse las estimaciones, México podría erigirse como un jugador clave a nivel mundial en la pujante industria del litio, un mineral fundamental para la fabricación de baterías de autos eléctricos, computadoras portátiles y celulares, afirmó Sergio Almazán, quien durante 15 años y hasta el 2019 dirigió la Cámara Minera de México (Camimex).

“Las perspectivas pintan bien para México (pero) la seguridad, al igual que en toda la industria, no solamente en minería, es un problema que tenemos que resolver en el país”, dijo Almazán, quien se desempeña como asesor de la Camimex, que agrupa a firmas como las gigantes Grupo México y Peñoles.

“Siempre los inversionistas mineros buscan las mejores características para invertir (y), sin duda, uno de los temas que observan es el tema de la seguridad”, agregó.

Contra el robo

México anotó el año pasado una cifra récord de 34,582 homicidios, según datos oficiales, subrayando el desafío que enfrenta el presidente Andrés Manuel López Obrador para contener la espiral de violencia que desde 2006 también ha dejado 61,000 desaparecidos en el país.

La semana pasada, la Coparmex, una de las organizaciones empresariales más importantes del país, alertó que la violencia está causando una pérdida de confianza en la inversión y el consumo en la economía mexicana.

La minería, que contribuye con un 3.8% al PIB local, también ha sufrido los embates del crimen. Hace dos meses, un camión que transportaba barras de doré de una unidad de la minera Fresnillo fue asaltado por un comando armado.

Te puede interesar: México, con la mina de litio más grande del mundo; chinos buscan explotarla

El yacimiento de litio, que se estima empezaría a producir en el 2021, se encuentra a poco más de 100 kilómetros del lugar donde en noviembre del año pasado tres mujeres y seis niños de una comunidad mormona méxico-estadounidense fueron acribillados por supuestos miembros del crimen organizado.

No fue posible obtener de inmediato un comentario de Bacanora Lithium y Ganfeng.

En una entrevista reciente con Reuters, el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga, dijo que el gobierno trabajaba en conjunto con las fuerzas de seguridad para dotar de mayor confianza al sector. “Vamos a hacer más difícil que se roben algo”, dijo Quiroga.

Otros dos proyectos de litio también se encuentran actualmente en etapa de exploración en los norteños estados Baja California, San Luis Potosí y Zacatecas, regiones que desde hace años sufren la violencia de las bandas del crimen organizado que se disputan el control del territorio.

Lee también: No hemos dado nuevas concesiones para explotar el litio en México: AMLO

 

Siguientes artículos

Balanza comercial tuvo superávit de 3,068 mdd en diciembre: Inegi
Por

El saldo representó una variación de 65% en comparación con el reportado en mismo mes de 2018, que sumó 1,859 mdd, dijo...