Por primera vez en la historia electoral del país, algunos hospitales podrían contar con una casilla especial itinerante, para que los enfermos y sus familiares, así como médicos y personal administrativo puedan ejercer su derecho al voto el 1 de julio próximo.

En sesión extraordinaria de la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) se presentó el informe de este proyecto que propone realizar este ejercicio democrático y de inclusión, como prueba piloto, en la Ciudad de México, detalló la agencia Notimex.

Lee también Propuestas de (casi todos) los candidatos en materia de personas con discapacidad

De acuerdo con el informe, en la jornada electoral se instalarían las casillas para maximizar los derechos humanos, sociales y políticos de los ciudadanos, como el derecho a votar, ya que el INE tiene la obligación de facilitarlo, con medidas para eliminar cualquier brecha o impedimento.

PUBLICIDAD

En este punto se destacó que los derechos de las personas que trabajan en los hospitales están en situación de vulnerabilidad, y los pacientes hospitalizados están en doble vulnerabilidad, pues tiene comprometida su salud y no pueden salir para ejercer su derecho fundamental a votar.

De ahí que la solución para que estos ciudadanos ejerzan su derecho a votar es la instalación de una casilla especial. Se explicó que como se trata de una prueba piloto no se requieren recursos ni equipamiento adicionales, salvo con los que ya se cuenta.

En este punto, se detalló que algunos materiales se harán en la Dirección Ejecutiva de Organización, entre ellos urnas compactas que faciliten su traslado a las habitaciones de enfermos; los demás gastos, añadió, son los que requieren las casillas ordinarias convencionales. La prueba piloto contaría con el apoyo del sector Salud y los votos que se emitan de esta nueva modalidad serán contados y validados.

De aprobar esta propuesta, el Consejo General del INE, se instalarían casillas especiales en un hospital público en la modalidad fija e itinerante, para la cual funcionarios electorales recogerán el voto en las habitaciones. Para la prueba piloto en la Ciudad de México las casillas se distribuirían en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los hospitales generales de la Secretaría de Salud, y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El de la Junta General Ejecutiva del INE, Lorenzo Córdova Vianello, destacó que se trata de una buena noticia, y que es un tema que fue ya mandatado por el propio Consejo General, que implicó no solo su aprobación sino discusión en el ámbito de los consejeros.

Confió en que este proyecto sea respaldado, toda vez que conjuga la vocación de maximizar derechos establecidos en los artículos 1 y 41 Constitucional, “particularmente el de legalidad y el certeza, que han inspirado los trabajos en este sentido”. Enfatizó que el proyecto “fija la pauta para que sea algo que tenga una traducción legislativa, ya que la ley en el ejercicio de los derechos político electorales sigue teniendo muchos atavismos”.

 

Siguientes artículos

Minoría rapaz tiene secuestrado al gobierno, revira AMLO a empresarios
Por

El candidato presidencial advirtió que se necesita en el país una separación de los poderes económico y político.