Inteligencia geográfica: herramienta que ayudó a salvar vidas

Foto: Julio Hernández

La inteligencia geográfica es una de las diferentes aplicaciones prácticas del Big Data. Se explica como la posibilidad de georreferenciar la información que circula a través de Internet. Es decir, un dato, cualquiera que éste sea, se puede vincular con una ubicación geográfica en un mapa, ya sea como referencia, punto de salida o llegada, para recopilar información sobre el tráfico o comportamiento de información, entre muchas otras opciones.

En el mundo del marketing, la georreferencia es bien conocida, ya que muchas aplicaciones la utilizan como una forma de acercarse de manera mucho más “natural” a su público meta. Los motores de búsqueda también utilizan la ubicación geográfica de los usuarios para ofrecer respuestas mucho más atractivas y cercanas, tanto en respuesta como geográficamente, al realizar una búsqueda.

No obstante, el 19-S trajo con la tragedia una serie de nuevas necesidades de información y de organización que no hubiéramos podido prever. En unos minutos, la ciudad se convirtió en un caos y la angustia se fue apoderando poco a poco de los habitantes que no entendían muy bien lo que estaba sucediendo, ni dónde estaban sus familias o de qué manera podían ayudar a los demás.

Plataforma Descifra

Rodrigo Sarmiento, CDO de Descifra (startup mexicana especializada en análisis mediante machine learning, data y geografía), se encontraba fuera del país en el momento del sismo. No obstante, al enterarse de la magnitud de la tragedia, quiso ayudar de alguna manera, aunque fuera a la distancia.

Así, a través de código desarrollado previamente, pocas horas después del sismo se creó un sitio que condensaba información sobre quién necesitaba ayuda y quién podía ofrecerla. Además, se incluía información sobre personas, albergues, hospitales e incluso vialidades libres que pudieran ayudar a que la ayuda llegara más rápido.

Este primer sitio se alojaba en la web de la empresa, sin embargo, posteriormente sirvió como base a sismomexico.org, una herramienta que ayudó a voluntarios, rescatistas y autoridades a canalizar y dirigir la ayuda necesaria para salvar vidas.

En dicho sitio se puede ofrecer donaciones o ayuda en especie. Además, condensan la ayuda que ofrecen múltiples sitios y que va desde orientación sobre cómo reclamar un seguro de vivienda en caso de sismo pequenocerdocapitalista.com a ayuda psicológica gratuita para quienes se vieron afectados por el sismo terapify.com.

Detalle del formulario

En ese momento, la cantidad de información que estaba llegando era muy alta, por lo que no solamente era necesario ordenarla y clasificarla para una correcta visualización; la población demandaba que, además, fuera confiable no sólo para hacer que la ayuda se coordinara y llegara más eficientemente, sino para evitar angustia y crisis de información.

Al momento, se han sumado más de 350 colaboradores que han programado todo tipo de algoritmos o robots. Por ejemplo, en su momento fue necesario uno que aprendiera a clasificar en verdadera o falsa la información de las cuentas de Twitter a partir de su comportamiento, interacción y georreferencias.

Si bien la inteligencia geográfica fue de vital importancia en los momentos posteriores al sismo, podría convertirse en una excelente herramienta para la reconstrucción, puesto que la fiscalización ciudadana respecto de la canalización de los recursos asignados llegue de forma efectiva a donde tiene que llegar.

El mapa de lo que colapsó, de las demoliciones y de la posterior reconstrucción es algo que concierne no sólo a las autoridades, sino a la población. El hecho que pudiera existir una herramienta de vigilancia ciudadana podría garantizar que las acciones se mantengan en el margen de la ley, haciendo una Ciudad no sólo más transparente, sino informada y segura.

 

Contacto:

Correo: rubendario@comunidad.unam.mx

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.