Tras el anuncio de fusión con Banorte, Grupo Interacciones pretender financiar más infraestructura estatal en México, y posee reservas por 62,000 millones de pesos (mdp) para este fin durante 2018, año en que se decidirá la presidencia del país.

“Hoy tenemos un backlog (reserva) de 62,000 mdp para ejecutar el año que entra en infraestructura”, reveló Carlos Rojo, director general de Interacciones, en entrevista con Forbes.

En el norte del país existe una demanda muy grande, enfatiza Rojo. Si bien existe nerviosismo por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la gente piensa que la zona más afectada sería la franja fronteriza, la exportaciones siguen creciendo y la inversión sigue llegando. En el centro es una historia parecida, con sectores como  sector automotriz y aeroespacial, dice.

En el sur, la región más pobre de México, el director de Interacciones expresa que, gracias a las zonas económicas, las autoridades estatales realizan esfuerzos para generar la infraestructura que permita el desarrollo industrial, por lo que necesitan  garantizar infraestructura básica de energía y transporte, hospitales, escuelas para contratar y mantener al capital humano.

PUBLICIDAD

“Si bien Banorte participa con préstamos al gobierno federal  y créditos subnacionales, la mayoría del crédito de Interacciones va para infraestructura. Nos complementamos. El proceso de integración es muy sencillo. Las duplicidades son muy pequeñas”.

Rojo comenta que la oportunidad es muy grande, pues mientras nuestro país ocupa el lugar 60 a nivel internacional en temas de infraestructura, se posiciona como una de las 12 economías más grandes del mundo por su Producto Interno Bruto (PIB).

Lee también: México será la séptima economía más importante en 2050

“Nos hemos posicionado como la institución más importante financiando la infraestructura social de las entidades federativas de nuestro país, y esta plataforma de Banorte nos permitiría poder hacerlo en mejores condiciones y hacerlo más competitivo y de ofrecer más productos a nuestros clientes”,

El valor total de la transacción asciende a 26,557 millones de pesos (1,400 millones de dólares) de acuerdo con el precio de acción de Banorte de 117.06 pesos al 24 de octubre.

Aquí la nota completa: Banorte anuncia fusión con Interacciones

Interacciones es un banco de nicho que se ha concentrado en financiar infraestructura social de estados para que construyan plantas de tratamiento de agua, centros penitenciarios, carreteras locales y alumbrado público.

El director general de Interacciones explicó que las razones detrás de la fusión fueron las necesidades de crecimiento, por ejemplo, en herramientas para suplir la red de sucursales con las que actualmente no cuentan, además de que su posible aliado debía entender el riesgo de prestar  a gobiernos estatales en temas de infraestructura. A estas razones se suma el objetivo de captar a empleados del gobierno.

También admite que con elecciones en nueve estados el próximo año, viene una demanda mayor de infraestructura, por lo que necesitan un costo de fondeo más grande y más barato, como el que posee Banorte.

En cuanto al nombre de la marca tras la fusión, Rojo comenta que no se distrae mucho con eso, pues su meta es alcanzar el objetivo de duplicar su cartera crediticia y las utilidades en tres años, que alcanzaría en diciembre de 2017.

 

El mejor año en su historia

El titular del banco Interacciones considera que 2017 es el mejor año en su historia. El año pasado, generó 2,500 mdp de utilidad, y Rojo espera cerrar 2017 con un crecimiento de 20% en las ganancias.

En cuanto a cartera de crédito “cerramos en niveles 80,000 mdp y este año esperamos un margen positivo de 15%,  por encima del mercado”.

La fusión con Banorte ocurrirá a medidados de 2018, mientras los reguladores mexicanos, como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), dan el visto bueno a la alianza.

 

Siguientes artículos

Esta empresa estadounidense ‘sufre’ por el aguacate caro
Por

Chipotle Mexican Grill Inc. ha visto un impacto negativo por los huracanes y el precio alto del aguacate.