El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que propondrá una legislación que podría eliminar o debilitar una ley que durante mucho tiempo ha protegido a las empresas de Internet, incluyendo Twitter y Facebook.

Todo parce indicar, según expertos, es un intento de intervenir en los medios de comunicación que, según expertos, es poco probable que sobreviva al escrutinio legal.

Suscríbete al canal de Forbes México en YouTube

Trump firmó un decreto el jueves por la tarde después de atacar a Twitter por haber etiquetado sus tuits, sobre afirmaciones infundadas de fraude en la votación por correo, con una advertencia que instaba a los lectores a comprobar los hechos.

Trump dijo que puede “eliminar o cambiar” una ley conocida como artículo 230 para que las empresas de medios sociales no disfruten de inmunidad legal por el contenido publicado por sus usuarios.

El presidente también pidió al fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, que aplique legislación para regular a las empresas de redes sociales.

El miércoles, Reuters había reportado el plan de la Casa Blanca para modificar el artículo 230 basado en una copia de un proyecto de decreto.

Lo que creo que podemos decir es que lo vamos a regular”, aseguró Trump al firmar la orden. “Me han llamado demócratas que quieren hacer esto, así que creo posiblemente se podría tener una situación bipartidista”, aseguró el republicano, que busca la reelección en las elecciones del 3 de noviembre.

Teatro político

El intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de frenar lo que considera es una censura de las redes sociales es una táctica política y no cambiará las obligaciones legales de compañías como Twitter Inc y Facebook Inc, dijeron expertos.

Es 95% teatro político, retórica sin fundamento legal y sin impacto legal,” dijo Daphne Keller, una experta en leyes de Internet de la Universidad de Stanford.

Marc Randazza, un abogado especializado en la Primera Enmienda, dijo que está de acuerdo con las preocupaciones de Trump sobre la censura, pero reconoció que gran parte del decreto no conduciría a reformas reales.

“Creo que es más una declaración de liderazgo, o una declaración de misión, más que un plan para cualquier cosa que realmente vaya a suceder”, dijo Randazza.

Trump, un usuario prolífico de Twitter, ha afirmado durante mucho tiempo que el servicio y otras plataformas silencian los puntos de vista conservadores.

Su proyecto de decreto se anunció un día después de que Twitter incitó por primera vez a los lectores a comprobar los hechos de un tuit enviado por el mandatario, advirtiendo que sus afirmaciones sobre las papeletas de voto por correo eran falsas y habían sido desacreditadas.

La sección 230 contiene una disposición que permite a las plataformas en línea como Twitter y Facebook retirar o restringir el acceso al material que determinen “de buena fe” que sea lascivo, excesivamente violento, acosador o de alguna otra manera censurable.

Te recomendamos: Twitter etiqueta dos publicaciones de Trump por considerarlas ‘fake news’

 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...