La interconexión de objetos a internet para obtener información en tiempo real, se ha comenzado a consolidar como una innovación en el mercado de consumo.

 

Internet ha transformado nuestra rutina; sin embargo, actualmente su impacto va más allá de sólo estar conectados por medio de una computadora o celular, y con esto me refiero a las actividades cotidianas que realizamos.

Un día haciendo compras en un supermercado, desee que alguien pudiera hacer esto por mí, sobre todo porque es una gran inversión de tiempo. Pensar en que alguien pueda hacer las compras por mí es una idea que no está alejada de la realidad.

PUBLICIDAD

Desde inicios de este año hemos visto que la tendencia del internet de las cosas, término que hace referencia a la interconexión de objetos a internet para obtener información en tiempo real, se ha comenzado a consolidar como una innovación en el mercado de consumo.

Durante las ediciones de este año de los eventos tecnológicos más esperados a nivel mundial, como el Consumer Electronics Show (CES) y el Mobile World Congress, fuimos testigos de la presentación de relojes inteligentes, móviles que pueden ser desbloqueados mediante la identificación de los ojos, muebles que recargan la batería del celular, robots que aspiran tu casa, automóviles que se manejan solos, entre otros.

La tendencia del internet de las cosas no sólo está en gadgets o dispositivos móviles, incluso hay casas, automóviles, lavadoras y refrigeradores conectados a internet que ayudan a simplificar las actividades del día a día; por ejemplo, las lavadoras que puedes controlar desde tu smartphone o los refrigeradores inteligentes que te avisan qué alimentos ya se están descomponiendo; además, este electrodoméstico ahora también es de gran ayuda para hacer la lista de compras y se puede sincronizar a tu smartphone. Tal vez en un futuro no muy lejano, hasta con el mismo refrigerador puedas comprar en tiempo real.

De acuerdo con información de International Data Corp. (IDC), se estima que el mercado del internet de las cosas crezca a nivel mundial más de 370% en los próximos seis años. Estas cifras nos indican que el internet de las cosas no sólo tiene impacto en el consumidor, sino también en el sector empresarial, ya que puede ofrecer información valiosa sobre los hábitos del consumidor, que ayudan al desarrollo de estrategias o toma de decisiones; además, brindan mayor eficacia en la relación entre la marca y el consumidor.

Las nuevas oportunidades de mercado con esta tendencia son bastante amplias; por ejemplo, el internet de las cosas puede ayudar a mejorar la experiencia de compra de los consumidores online, debido a que con la integración de dispositivos y las funcionalidades del e-commerce (comprar y pagar desde cualquier lugar) llegará un momento en que las personas con su propia voz puedan realizar una compra.

De acuerdo con predicciones de la firma Gartner, en 2020 habrá más de 26 millones de objetos conectados a internet, formando parte de esta tendencia; sin embargo, esto se logrará con base en la participación de las empresas que busquen mejorar la experiencia de compra de sus clientes a través de la conectividad de sus objetos de uso cotidiano con internet.

 

Contacto:

Twitter: @Ignaciocaride

Twitter: @MercadoLibre / @ML_Mexico

Página web: mercado libre

Facebook: MercadoLibre

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Agencia mexicana recibe premio por campaña de Nestlé
Por

La agencia BNN México obtuvo el reconocimiento en los premios más importantes de la industria publicitaria a nivel mundi...