Es incomprensible para los padres ver a sus hijos pegados al celular, e incomprensible para los hijos ver a sus padres incapaces de usar ese aparato.

 

 

Sin él no podemos vivir. Su ausencia nos genera un estrés incomprensible. Es parte de todos los ámbitos de nuestra vida. Difícilmente escapas de él. Escuchas y se discute sobre él, y todo gira a su alrededor. Dependiendo de nuestra edad, sexo, origen y nivel socioeconómico, su presencia es variable; sin embargo, se ha vuelto imprescindible, convirtiéndose en un factor clave de esta era. No, no es algo metafísico. Es intangible, sí, pero genuinamente se hace presente en diferentes ámbitos; sus usos y aplicaciones nos rebasan. No puede pasar inadvertido, si bien tiene detractores; quizá eso lo haga más fuerte. Finalmente, se sigue y se seguirá hablando de él. Seguramente lo conoces de cerca. Sobra decir su nombre, pero no pequemos de sabios y hablemos, pues, de Internet.

PUBLICIDAD

Dependientes o no, sabemos de su existencia y su poderío. No por nada se dice que vivimos en la era de la información, no por nada su llegada generó una serie de cambios que dejó atrás a la revolución industrial, para dar paso a una era que no terminará, sino que evolucionará hacia un futuro incierto pero revolucionado, informado y conectado: la revolución tecnológica.

Es difícil citar ahora mismo una cifra de usuarios de Internet a nivel mundial. Este número se modifica segundo a segundo, según Internet Live Stats. El aproximado indica un total de 2,937,507,788 de usuarios, y contando.

 

La dualidad de Internet: ¿arma de dos filos?

Dualidad se refiere a la reunión de dos características distintas en una sola cosa. Internet posee esa cualidad, pues así como tiene una serie de beneficios, a la vez conlleva una discusión sobre la cantidad de información negativa o mal informada que contiene en su ADN.

Una de las discusiones a su alrededor la atribuyo a la brecha generacional. Es incomprensible para los padres ver a sus hijos pegados al celular, e incomprensible para los hijos ver a sus padres incapaces de usar ese aparato. La cantidad de información y el fácil acceso a ésta es otro tema a discutir; desgraciadamente, en la web encontramos desde una enciclopedia hasta redes de pornografía. Su dualidad también alcanza a los gobiernos, que discuten sobre su regulación y la privacidad… ¿aún existe?

Veamos el otro lado de la moneda y observemos un mundo conectado y sin fronteras; miremos las alternativas para la educación, gobierno electrónico y progreso económico; revisemos los nuevos modelos de negocios basados en Internet, y aprovechemos que vivimos en la sociedad del conocimiento.

 

¿Quién tiene el poder?

La dualidad de Internet es, en efecto, un arma de doble filo, pero a pesar del poder de dicho medio, tenemos a nuestro favor el libre albedrío, la creatividad y la innovación. Sumemos, además, la ola de jóvenes (generación Y) nacidos a la par de los detonantes tecnológicos, que apuntan a ser los agentes de cambio a nivel mundial.

Niel Postman, sociólogo estadounidense y alumno del visionario de la sociedad de la información Marshal McLuhan, afirma acertadamente que la tecnología da, pero que también quita: la dualidad de Internet en toda su extensión.

El sociólogo explica que ante cualquier beneficio que nos ofrece Internet, existirá de por medio una desventaja. Sería idílico y hasta optimista pensar que el universo de posibilidades que ofrece esta red mundial implique sólo beneficios. Internet es, en efecto, un arma de doble filo. Es tan poderoso, real, infinito y dominante a la vez, que se le debe tratar con respeto.

Descubramos en este espacio todo lo que nos ofrece este mundo conectado en el que nos tocó vivir. Elije si tú tienes el poder o la red lo tiene sobre ti.

 

 

Contacto:

Twitter: @SoyYoLucy

Facebook: Lucía Zamora

Semántik

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Alessandro Baricco: los empresarios no siempre son villanos
Por

Ha vendido más de un millón de copias de novelas. Es uno de los escritores más importantes del mundo, con una legión de...