La decisión de Interpol de congelar el financiamiento de la FIFA  ocurrió días después de que la entidad policial internacional colocara a dos funcionarios del organismo en su lista de los más buscados, agudizando la crisis en el fútbol mundial.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Interpol suspendió el viernes un acuerdo de “integridad” en los deportes con la FIFA por 20 millones de euros (24 millones de dólares), al final de una semana difícil para el órgano rector del fútbol, afectado por escándalos que precipitaron la renuncia de su principal portavoz y que pusieron en pausa los planes para el Mundial 2026.

La FIFA también enfrenta crecientes llamados -esta vez del Parlamento Europeo- para que su presidente saliente, Joseph Blatter, abandone el cargo de inmediato.

En tanto, planes de Alemania para reformar el modo en que se maneja la FIFA fueron rechazados por jefes del fútbol en Asia, África, Latinoamérica y el Caribe.

La decisión de Interpol de congelar el financiamiento de la FIFA para combatir el amaño de partidos y las apuestas ilegales quizás era inevitable, y ocurrió días después de que la entidad policial internacional colocara a dos funcionarios del organismo en su lista de los más buscados, agudizando la crisis en el fútbol mundial.

El creciente daño a la reputación de la FIFA planteaba interrogantes sobre por cuánto tiempo seguirán trabajando con la entidad otros órganos asociados o incluso auspiciadores.

“El verdadero daño de esta decisión de la Interpol es la percepción generalizada de que las organizaciones (…) ahora están abandonando a la FIFA”, dijo Chris Eaton, un ex funcionario de Interpol y ex asesor de la FIFA que se desempeña ahora en el Centro Internacional para la Seguridad en el Deporte.

La FIFA, en tanto, dijo que la decisión de Interpol era una decepción, dado que el programa “integridad en el deporte” de 2011 no está vinculado con los “temas actuales” que enfrenta.

El más reciente de esos temas fue el anuncio el jueves de la renuncia del director de comunicaciones de la FIFA, Walter de Gregorio, después de contar un chiste a expensas de sus empleadores.

Su salida tuvo lugar después de aparecer en la televisión suiza, donde le pidieron que contara su chiste favorito.

“El presidente, el secretario general y el director de medios de la FIFA van en un auto. ¿Quién va manejando? ¿La respuesta? La policía”, dijo.

Ante el creciente escándalo, la FIFA pospuso las pujas por el derecho para organizar el Mundial de 2026, dijo el secretario general de la entidad, Jerome Valcke, durante una visita a las instalaciones del Mundial de Rusia, y agregó que sería una “tontería” comenzar el proceso bajo las circunstancias actuales.

En tanto, la Asociación Alemana de Fútbol presentó un plan radical de reforma en virtud del cual la estructura de votación en la FIFA se base en el “tamaño y relevancia deportiva” de sus federaciones miembro.

En la actualidad, cada uno de los 209 miembros de la FIFA tiene un voto, lo que da a potencias futbolísticas como Alemania y Brasil la misma influencia que pequeñas islas del Pacífico.

Los jefes de confederaciones de fútbol en países en vías de desarrollo, que han gozado de un generoso financiamiento de la FIFA para promover al deporte durante los 17 años de Blatter en el poder, calificaron el plan de Alemania como injusto y racista.

La Confederación Sudamericana de Fútbol, CONMEBOL, fue presionada cuando el Congreso en Paraguay -donde tiene su sede la entidad- aprobó una medida para retirar la inmunidad sobre su sede en Asunción.

 

Siguientes artículos

Uber regalará viajes a donadores de sangre
Por

El próximo domingo es el Día internacional del Donante de Sangre, debido a esto la compañía regalará viajes a las person...