Un grupo desarrollador busca construir un hotel con características holísticas en Miami. Una parte del proyecto podrá ser financiado por ciudadanos extranjeros gracias al programa de visas EB-5, que permite al inversionista, a su cónyuge y sus hijos solteros menores de 21 años ser elegibles para solicitar la residencia permanente.

 

El programa de visas EB-5 permite a ciudadanos extranjeros calificados obtener la residencia estadounidense mediante un aporte de 500,000 dólares a un proyecto que genere al menos 10 puestos de trabajo permanente por inversionista. De esta forma Epelboim Development Group busca financiar en parte un nuevo hotel con características holísticas (concepción basada en la integración total) que construirá en Miami.

PUBLICIDAD

El proyecto se financiará en parte con capital privado y deuda comercial y adicionalmente existe el componente de financiamiento de 12 millones de dólares (mdd) proveniente de las inversiones amparadas por el programa de visas EB-5.

Noel Epelboim, CEO y presidente de Epelboim Development Group,  grupo desarrollador especializado en proyectos comerciales, residenciales y hoteleros, contempla que la inversión del desarrollo sea de aproximadamente 32 mdd.

El hotel contará con 189 habitaciones y estará ubicado en el área de Palmer Lake adyacenteal Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

“Tenemos un concepto que marca tendencia, un grupo hotelero de renombre internacional, un operador prestigioso y un equipo de diseño hotelero de primer nivel liderado por el arquitecto David Wallace de la firma DLW”, afirma Noel Epelboim.

Desde 1990 los legisladores de EU aprobaron el programa de visas EB-5 donde el inversionista, su cónyuge y sus hijos solteros menores de 21 años podrán ser elegibles para solicitar una Tarjeta Verde (residencia permanente). Hasta 2012 el programa había generado 26,000 empleos con la aprobación de 2,600 visas.

 

Siguientes artículos

maíz-economía
Monsanto espera duplicar ventas en México
Por

La empresa dijo que parte de la meta que tienen pensada en cinco años dependerá de si el maíz genéticamente modificado t...