Luego de que Donald Trump resultara ganador en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, una de las primeras preguntas que surgieron fue, ¿qué pasará con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el que el candidato republicano calificó como el “peor acuerdo comercial en la historia de Estados Unidos” y el que incluso amenazó con echar abajo?

“Es totalmente inviable cancelar el TLCAN porque tendría un impacto negativo muy importante en la economía de EU en el corto plazo. Modificar inversiones que se hicieron a lo largo de años no es algo que pueda hacerse en 3 meses, hay que abrir el diálogo. Si hay que renegociar, se hará de una manera que resulte más conveniente para ambas poblaciones”, dijo José María Zas, presidente y director general de la AmCham para México, el organismo que representa los intereses de las empresas estadounidenses en nuestro país.

Lee también: 6 formas en que México sí ganaría al renegociar el TLCAN

“No hay que ser alarmistas, hay que estar atentos y trabajar más que nunca, encontrar una agenda de trabajo común para que tanto Canadá, EU y México unan sus fuerzas y salgan a competir con el mayor actor del mundo que es China”, añadió.

Zaz, quien es también presidente de American Express para México Latinoamérica y el Caribe, dijo que hay un muy buen punto de partida para la relación comercial entre el gobierno mexicano y el gobierno electo de EU, aunque reconoció que “Debemos comunicar mejor cuáles son los beneficios del TLCAN para Estados Unidos”.

“La integración de las exportaciones de 1.4 billones de dólares a EU es un elemento muy importante, pero no vemos que el balance beneficie en particular a alguno de los países”, acotó Zaz.

Cuestionado sobre su perspectiva sobre la depreciación del peso ante el dólar, que se agudizó la noche del martes cuando el billete verde alcanzó los 20.74 pesos, el directivo dijo que, “Eso se irá atenuando. Tenemos el caso del Brexit como un ejemplo, la semana posterior el mundo se venía abajo y la siguiente todo comenzó a volver poco a poco a la normalidad. Confiamos que pasará la excitación del mercado y la sobrevaluación del dólar”.

Finalmente, Zaz se dijo optimista ante la posibilidad de abrir un nuevo capítulo de cooperación bilateral con el gobierno republicano: “Nuestra actitud es abierta al diálogo. Se da con ese cambio una oportunidad que puede generar un crecimiento económico para ambos países.”

 

Siguientes artículos

Moody’s y Fitch advierten riesgos para México ante victoria de Trump
Por

Fitch Ratings y Moody's ven un panorama incierto en la relación económica entre México y Estados Unidos con el mandato d...