Entre las industrias que presentan una mayor adopción de soluciones IoT están salud, manufactura y servicios básicos, revelan los resultados de la encuesta EMA.

 

Por Álvaro Camarena

El internet de las cosas (IoT, por internet of things) está cambiando el escenario tanto para los usuarios finales (porque hoy en día nuestros teléfonos, casas y automóviles son cada vez más inteligentes gracias a una serie de sensores integrados y con capacidades de geolocalización) como para las empresas (porque los centros de mando con IoT, virtualizados y basados en la nube pueden desplegarse mucho más rápido que sus contrapartes fijos).

PUBLICIDAD

Ante el impacto del aumento en la adopción que tendrá por parte de los consumidores y las empresas en los próximos cinco a 10 años, nos estamos sumergiendo en las formas de mejorar esta tecnología, que ya puede considerarse disruptiva, e ideamos aplicaciones prácticas para el trabajo, la casa y en el trayecto de uno al otro. Hasta ahora, las soluciones de IoT para los consumidores han sido muy visibles (por ejemplo, los wearables o tecnología para vestir), pero hay más oportunidades de creación de valor del lado del sector empresarial.

De acuerdo con la encuesta EMA, patrocinada por Dell, 47% de las organizaciones que participaron en el sondeo señalaron que ven al IoT como algo esencial o importante para su negocio; 10.5% considera adoptarlo en un futuro cercano, que abarca entre 3 y 6 meses, y 15.7% investigará más al respecto y podría adoptar algunas soluciones en los próximos 6 a 12 meses.

Según los resultados de la propia encuesta, las industrias de salud, manufactura y servicios básicos se encuentran entre las principales verticales con mayor adopción de soluciones IoT, y aunque 14.7% de las organizaciones encuestadas aún percibe problemas con la privacidad de los datos producidos, sobre todo por los dispositivos móviles, cada vez se encuentran más interesadas en adquirir soluciones de este tipo. De hecho, Gartner estima mayores ingresos para los proveedores de IoT que podrían exceder los 300,000 millones de dólares en 2020, con exclusión de los equipos de cómputo, tabletas y teléfonos inteligentes.

Este escenario demanda que todos los proveedores de TI pensemos de manera diferente acerca de los productos y las soluciones que diseñamos, y la forma de gestionarlos de forma segura, para de esta forma aprovechar de mejor manera los datos que estos dispositivos generan. Esta transformación también representa un reto para nuestros partners o socios de negocio a fin de conseguir la especialización requerida que les permita seguir siendo competitivos en el mercado.

La explosión del internet de las cosas tendrá un gran impacto en nuestro poder para hacer más a través de la tecnología. Tener un marco de conectividad que esté abierto, seguro y manejable es fundamental para la entrega de los elementos esenciales de esta transformación.


Álvaro Camarena, Director Ejecutivo de Canales para América Latina.

 

Contacto:

Twitter: @DellLatAm

Facebook: DellLatinoamerica

Blog: Dell

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Nokia y Alcatel-Lucent reportan ganancias previo a fusión
Por

La adquisición de Alcatel-Lucent por parte de Nokia por 15,600 millones de euros (mde), anunciada a mediados de abril, a...