La Bolsa Mexicana de Valores retrocedió con una pérdida de 2.39% para cerrar en 42,115.47 unidades.

 

El IPC de la Bolsa Mexicana de Valores cerró la primera sesión del año con una caída de 2.39% o 1,030.19 puntos, al ubicarse en 42,115.47 unidades, a la par de otros mercados de capitales de economías emergentes.

El Ibovespa cerró con una caída de 1,495.19 puntos o 2.99% durante la jornada. A pesar de que la caída fue generalizada para las empresas que componen el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, las emisoras que tuvieron más influencia en el retroceso por su ponderación fueron FEMSA que cayó 3.10%, Grupo Financiero Banorte con una caída de 2.92% y América Móvil que perdió 1.22%. En su conjunto, las tres empresas ocasionaron una pérdida de 328.8 puntos del IPC.

PUBLICIDAD

En Estados Unidos los principales índices accionarios cerraron con pocos cambios.

El Dow Jones avanzó 0.06% o 9.92 puntos, ubicándose en 17,832.99 puntos, mientras el S&P 500 perdió apenas 0.03% o 0.7 puntos, cerrando en 2,058.20 unidades.

“En principal determinante de esta caída fue la publicación de indicadores económicos poco favorables para el sector manufacturero, aunque los movimientos también ocurrieron en una sesión de bajo volumen, el cual se espera continúe recuperándose la semana entrante”, señala Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.71% o 10.42 centavos, cotizando alrededor de 14.85 pesos por dólar, luego de que la publicación de los indicadores PMI de la manufactura a nivel global mostraran una desaceleración de dicho sector durante diciembre, incluso en países como Estados Unidos, en donde el dato se colocó por debajo de lo esperado. En México, el indicador manufacturero del IMEF se ubicó en terreno de contracción al pasar de 52.6 puntos en noviembre a 49.7 puntos en diciembre.

 

Siguientes artículos

Jets ejecutivos, lujo entre las nubes
Por

Para aquellos que no tienen paciencia para vuelos comerciales y están dispuestos a desembolsar varias decenas de millone...