Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un aminoácido llamado glicina que ayuda al control de la diabetes.

“Mejora la vida de personas con diabetes al prevenir complicaciones como la ceguera, avance que será puesto al alcance del público tras más de 10 años de investigaciones”, dijo el instituto en un comunicado.

El desarrollo de la glicina mejora el metabolismo de las personas diabéticas —con más de 400,000 casos nuevos al año— en México, explicó Gabriela Gutiérrez, directora de Polisalud, empresa originada en el IPN.

PUBLICIDAD

En México, existen 10.6 millones de personas con diabetes, de las cuales, 87,000 mueren cada año, según cifras de Doctoralia México.

El costo anual de la atención de la diabetes es de 3,872 millones de dólares en nuestro país, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. Además, el costo por persona es de 707 dólares al año.

La función de la glicina consiste en estabilizar la glucosa y facilita su transportación por la insulina al interior de las células para transformarla en energía. De esta forma previene problemas colaterales producidos por la diabetes como retinopatías, neuropatías, cataratas, ceguera, problemas renales y de cicatrización.

Gutiérrez explicó que la glicina comenzó a investigarse hace más de 20 años en el Politécnico y fueron especialistas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, a cargo de Guillermo Carvajal, realizaron un protocolo de investigación en el Centro Médico Siglo XXI.

Esta molécula se lanzará al público a través de Polisalud, comercializadora del Instituto Politécnico Nacional que nació de la incubadora de empresas, aunque no detalló en el documento la fecha de lanzamiento.

Pese a los beneficios, Gutiérrez reconoció que la glicina no se trata de un medicamento o una cura contra la diabetes, sino que apoya el tratamiento al generar una reacción química muy precisa que inhibe el proceso de “glicosilación no enzimática”, es decir el envejecimiento de manera acelerada en los diabéticos.

“La glicina conserva la función de cada una de las proteínas, de los tejidos, órganos y todo el cuerpo, logrando un mejor estado de salud y por ende calidad de vida”, detalló.

Una vez que queda libre la hemoglobina, al igual que el resto de las proteínas del cuerpo, éstas empiezan a retomar sus funciones normales de manera gradual. Se oxigenan todas las células del cuerpo y podemos evitar hasta amputaciones, cosa frecuente en los pacientes diabéticos.

“En general, mejora la calidad de vida del paciente diabético, prediabético o cualquier paciente que quiera prevenir algún problema de este tipo; incluso, los protocolos de investigación indican muy buenos beneficios para personas con obesidad; con las cifras que se manejan en este sentido, el cuidado del peso cobra especial relevancia”, añadió.

 

Siguientes artículos

Bajan nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en EU
Por

Las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos bajaron a una cifra desestacionalizada de 264,000 en...