¿Cada cuándo hay que ir al doctor? ¿Qué es lo que hay que revisar de acuerdo con la edad que tienes? Aquí te cuento.

 

 

Probablemente nunca vayas al médico, a menos que te sientas realmente mal, que tengas fiebre o una tos que no se quita con nada, ¿no?

PUBLICIDAD

Pero es importante que sepas que lo correcto es que te revisen periódicamente, para asegurarte de que sigas tan sano como hasta ahora.

Y, ¿sabes cada cuánto hay que ir al médico?, ¿qué es lo que hay que revisar de acuerdo con la edad que tienes? No es lo mismo para todos. A continuación te cuento qué es lo que hay que revisar según las características de cada quien.

Si eres mujer y menor de 30 años es importante ir al médico, de preferencia al ginecólogo, para que te realicen un Papanicolaou al menos una vez al año, se revisen las mamas y se determine si es necesario algún estudio de éstas, como un ultrasonido o algún otro estudio de los ovarios o el útero. Además hay que revisar de manera general el corazón y los pulmones, así como el abdomen y las extremidades. Todo esto de manera anual.

Si eres mujer y tienes más de 30 años, entonces es obligatorio que se realice el Papanicolaou y la revisión de mamas por lo menos una vez al año. También es conveniente realizar análisis de sangre para determinar cómo se encuentran los lípidos y la glucosa, además de otros parámetros de la sangre, que, de acuerdo con los antecedentes familiares y los hábitos personales, se deben considerar. Después de los 40-45 años y dependiendo de los antecedentes de cada quien, hay que realizar un estudio para determinar la calidad de tus huesos (densitometría ósea), además de la mastografía (para revisar las mamas y prevenir cáncer de mama), con cierta regularidad.

Si eres hombre y tienes menos de 40 años, es importante que se haga una exploración general, revisando todos los sistemas del cuerpo (gastrointestinal, respiratorio, cardiológico, etcétera), al menos una vez al año.

Si eres hombre y tienes más de 40 años, hay que valorar la solicitud de análisis de sangre para determinar alteraciones en la glucosa o en los lípidos, además de revisar el funcionamiento del corazón y, más adelante, de la próstata. También, dependiendo de los antecedentes que tengas, se sugiere realizar un estudio del corazón (electrocardiograma) de manera periódica. Más adelante, al igual que en las mujeres, es necesario realizar densitometría ósea (para ver la calidad de tus huesos).

En todos los casos, seas hombre o mujer, si tienes una vida sexual activa, es importante realizar análisis para descartar enfermedades de transmisión sexual.

Ahora, dependiendo de tus antecedentes familiares, es decir, si alguno de tus papás o familiares padece alguna enfermedad en específico, como diabetes e hipertensión, o hay historial de infartos o algún tipo de cáncer en la familia, entonces hay que hacer estudios más seguidos o más específicos. Y si tus hábitos de vida no son muy saludables, por ejemplo, si fumas o padeces de algún grado de obesidad, también hay que tener en cuenta ciertos parámetros que pueden alterarse de manera temprana.

Hay situaciones en las que es necesario hacerse revisiones o análisis más seguido, por ejemplo, si ya padeces de alteraciones en el azúcar de la sangre o en los lípidos como colesterol o triglicéridos, también si hay algún tipo de infección recurrente o alteraciones en algún parámetro hormonal, como la tiroides. De ser así, tu médico te solicitará dichos análisis más seguido para tener un control estrecho y de esta manera procurar que tu salud se mantenga.

Todo lo anterior es prevención. Más vale que te hagan los estudios y no tengas nada, a que de repente, por no hacértelos, pasen los años y algo que se pudo haber controlado mejor en un inicio, se vuelva una situación más delicada.

Lo más recomendable es que acudas con tu doctor aunque sea una vez cada año. Él o ella valorarán la necesidad de los estudios de acuerdo a tu situación específica, y además podrá darte consejos para mantener la salud que ya tienes, o mejorarla. ¡Así que ya sabes, una (revisión) al año no hace daño!

¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Alianza sublime entre The Macallan y El Celler de Can Roca
Por

En la constante búsqueda de experiencias únicas, The Macallan nos comparte su más reciente colaboración con El Celler de...