Los negociadores incumplieron el plazo del 30 de junio para un acuerdo final y después se dieron tiempo hasta el martes.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Irán y seis potencias mundiales seguirán negociando más allá de la fecha límite del martes para alcanzar un acuerdo nuclear de largo plazo, mientras abordan los asuntos más complicados, incluida la continuación de un embargo de armas sobre Teherán, indicaron los países participantes.

“Continuaremos negociando por los próximos días. Esto no significa que estemos extendiendo nuestro plazo”, dijo la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, afuera del hotel donde se celebran las reuniones entre Irán, Reino Unido, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos.

Sin embargo, una fuente cercana a las negociaciones dijo que el diálogo no es indefinido y que en las próximas 48 horas se sabrá si hay o no acuerdo.

La portavoz de la delegación estadounidense, Marie Harf, señaló que los términos de un acuerdo interino entre Irán y las seis potencias serán extendidos hasta el viernes para dar unos días más a los negociadores para terminar con su trabajo.

“Francamente, estamos más preocupados por la calidad del acuerdo que por el reloj, aunque también sabemos que las decisiones difíciles no se harán más fáciles con el tiempo”, señaló Harf. “Por eso seguimos negociando”, agregó.

Estados Unidos y sus aliados temen que Irán esté usando su programa civil para desarrollar armas nucleares, algo que Teherán niega. Un acuerdo sería un logro importante tanto para el presidente Barack Obama como para su contraparte iraní, Hassan Rouhani, pero ambos enfrentan el escepticismo de opositores de línea dura en sus respectivos países.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que hay “muchas razones” para creer que puede lograrse un acuerdo “en pocos días” y que hay un “entendimiento” de que la mayoría de las actuales sanciones contra Irán serán levantadas.

“Hay un solo problema grande en relación a las sanciones: el embargo de armas”, afirmó a los periodistas, según la agencia de noticias Interfax.

Aseguró que es importante llegar a un acuerdo en este punto lo antes posible, señalando a los periodistas que “acabar con la prohibición de enviar suministros a Irán de las armas requeridas para combatir el terrorismo es un objetivo muy, muy relevante”.

Es la cuarta vez que las partes extienden los términos del acuerdo interino, que fue forjado en noviembre de 2013 y dio un alivio limitado a las sanciones iraníes a cambio de un freno en la producción de uranio enriquecido hasta un nivel de pureza del 20 por ciento.

El acuerdo ampliado bajo discusión busca reducir los trabajos nucleares más sensibles de Teherán durante una década o más, a cambio del alivio de las sanciones que cortaron las exportaciones de petróleo iraní y afectaron a su economía.

Los negociadores incumplieron el plazo del 30 de junio para un acuerdo final y después se dieron tiempo hasta el martes.

La última extensión deja abierta la posibilidad de que no haya un acuerdo para el plazo del jueves y que por lo tanto el Congreso estadounidense no lo revise en un término de 30 días, ya que en agosto los legisladores se toman licencia.

“Estamos interpretando de forma flexible el plazo, lo que significa que nos estamos tomando el tiempo, los días que necesitamos aún, para finalizar el acuerdo”, comentó Mogherini, agregando que sigue habiendo algunos asuntos difíciles de resolver.

 

Siguientes artículos

Grecia, ante última oportunidad de seguir en la Eurozona
Por

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo durante su arribo a la reunión que todavía no hay una base para retomar las ne...