Reuters.- El endurecimiento de la postura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia Irán generaba el sábado una mezcla de indiferencia y orgullo nacional entre los iraníes, aunque muchos estaban preocupados por las dificultades económicas si se deshace un acuerdo nuclear internacional.

Trump asestó el viernes un duro golpe al acuerdo nuclear con Irán del 2015, en abierto desafío a otras potencias mundiales, al decidir no certificar el cumplimiento de Teherán con el pacto y advertir que podría terminarlo.

“¿Quien demonios se cree que es Trump para amenazar a Irán y a los iraníes? Por supuesto que no queremos pasar dificultades económicas, pero eso no significa ser su marioneta y hacer todo lo que ellos digan”, dijo la ama de casa Minou Khosravani, de 37 años, madre de dos niños en la ciudad de Yazd.

Pocos minutos tras el discurso de Trump, el presidente iraní, Hasan Rohani, apareció en directo en la televisión estatal descartando cualquier renegociación del acuerdo que su país firmó con grandes potencias internacionales. También indicó que Irán se retiraría del acuerdo si no logra preservar los intereses de Teherán.

PUBLICIDAD

Cansados de penurias económicas durante años de duras sanciones por el programa nuclear de su país, muchos iraníes aún respaldan fervientemente la decisión de los clérigos dirigentes para resistir la presión estadounidense.

“No apoyo al régimen. Pero estoy con los dirigentes iraníes contra Trump y su ilógica presión sobre Irán”, dijo el peluquero Ziba Ghanbari, de 42 años, contactado por Reuters en la ciudad de Rasht.

Los iraníes en otros lugares del mundo llevaron su protesta a las redes sociales.

Mostafa Tjzadeh, que pasó siete años como preso político en Irán, tuiteó: “Una nación, un mensaje: No a #Trump. Estamos juntos en esto”.

 

Siguientes artículos

Mexichem
Mexichem reincorpora subsidiarias tras impacto de huracán Harvey
Por

La condición estaba relacionada con el suministro de todas las resinas de PVC producidas en dichos países luego de que s...