Reuters.- La rápida irrupción de Joe Biden como favorito en la carrera por la nominación presidencial demócrata en 2020 llamó la atención de Donald Trump y desconcertó a algunos de sus aliados, que creen que el veterano político es un rival potencialmente peligroso.

Biden se ubica como el demócrata con más opciones de dar pelea por llegar a la Casa Blanca pocos días después de anunciar su candidatura la semana pasada, superando al senador Bernie Sanders y al resto de sus rivales en las encuestas de opinión por hasta 15 puntos porcentuales.

Algunos asesores de Trump consideran al ex vicepresidente como un duro rival en los tres estados que llevaron a Trump a su inesperada victoria en 2016: Michigan, Wisconsin y Pensilvania. Una derrota en cualquiera de esos territorios haría que el camino del republicano hacia la reelección sea muy difícil.

«Piensan que están en problemas allí y creen que él es una amenaza real», dijo un asesor externo de Trump, quien habló bajo condición de anonimato.

La respuesta inicial de Trump a la entrada de Biden en la carrera fue con una táctica que conoce muy bien: darle un apodo burlón, «El aburrido Joe Biden», y minimizar su inteligencia. «Conozco a Joe desde hace años», dijo el mandatario en Fox News. «No es el más brillante del grupo, pero tiene un nombre que resulta conocido».

Tuits encarnizados

Luego, Trump publicó una catarata de tuits después de que el mayor sindicato de bomberos del país respaldara a Biden, incluyendo decenas de retuits el miércoles de supuestos bomberos y sus amigos y familiares que profesan apoyo al presidente republicano o critican al demócrata.

A pesar del foco en Biden, algunos amigos de Trump dijeron que el presidente no parece particularmente preocupado por él, al menos en esta etapa, dado que los primeros votos en el proceso de nominación no se emitirán hasta principios del próximo año.

La asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway rechazó la idea de que Trump vea a Biden como su mayor amenaza. «Creo que tal vez es un objetivo fácil que acaba de anunciar que competirá por la presidencia», dijo a periodistas.

Los aliados de Trump dicen que Biden, quien fuera vicepresidente de Barack Obama, podría ser superado por varios demócratas, muchos de ellos inclinados más a la izquierda.

Mientras los demócratas se inclinen hacia la izquierda «me entusiasman nuestras posibilidades, más allá de quién sea el rival», dijo David Urban, asesor político y asistente de campaña de Trump en 2016.

Señales de Alerta

Aún así, hay algunas señales de alerta para Trump, quien superó a Hillary Clinton en Michigan, Wisconsin y Pensilvania con la ayuda del voto de trabajadores que solían respaldar a los demócratas pero esa vez cambiaron de opinión. Los asesores del mandatario sostienen que volver a ganar en esos estados el próximo año podría ser una tarea difícil.

Biden realizó su primer acto en Pensilvania y rápidamente trató de convertir la campaña en una batalla contra Trump y no contra sus rivales por la nominación demócrata.

Una persona cercana a Trump dijo que los sondeos muestran que Biden tiene un buen desempeño al menos en Pensilvania y Wisconsin y potencialmente en otros dos estados en los que ganó Trump, como Florida y Carolina del Norte, lo que podría ser un problema. «No hay mucho espacio para expandir el mapa (electoral de Trump) respecto a los resultados anteriores», destacó.

También te puede interesar: 

Maduro encabeza marcha militar para exhibir apoyo de su Fuerza Armada

 

Siguientes artículos

Rector reconoce insuficiencia de protocolos de seguridad en la UNAM
Por

Enrique Graue Wiechers también pidió al gobierno federal que lleve a cabo un desarme nacional para evitar tragedias como...