Reuters.- Israel cerró el sábado un importante cruce fronterizo en la Franja de Gaza y destruyó un túnel de militantes de Hamas, un día después de un nuevo brote de violencia entre manifestantes palestinos y efectivos israelíes en el enclave costero.

Decenas de manifestantes palestinos llegaron el viernes hasta el terminal Kerem Shalom por el lado de Gaza -en la principal vía para enviar y recibir bienes del exterior en el territorio- y prendieron fuego a un gasoducto que suministra energía al sector desde Israel, dañando la instalación.

“El cruce permanecerá cerrado hasta que los daños causados por los disturbios sean reparados y reabrirá cuando se haga un nuevo análisis de la situación”, dijeron las fuerzas armadas israelíes y añadieron que por el momento se permitirá el paso de residentes sólo en casos humanitarios.

Más tarde el sábado, aviones militares israelíes destruyeron un túnel subterráneo cerca de la frontera que estaba siendo construido por Hamas – el grupo militante que controla Gaza – para ayudar a los combatientes a cruzar clandestinamente hacia el Estado judío, dijo el Ejército.

PUBLICIDAD

El túnel había llegado a apenas unos metros de la frontera, situada al costado de varias comunidades israelíes, señalaron las fuerzas israelíes.

Israel dice que ha destruido varios túneles fronterizos construidos por militantes en los últimos meses. Muchos palestinos utilizaron los túneles para burlar a las fuerzas israelíes durante la guerra de Gaza del 2014.

Más de dos millones de personas habitan el estrecho enclave costero de la Franja de Gaza, donde las tasas de pobreza y desempleo son elevadas. Kerem Shalom es uno de los tres cruces fronterizos del territorio para llegar a Israel y a Egipto, pero se utiliza más para el transporte de bienes.

Los disturbios del viernes se produjeron durante una protesta que se realiza semanalmente en la que miles de palestinos se congregan en la frontera entre Gaza e Israel.

 

Siguientes artículos

La NASA prepara el lanzamiento de un helicóptero a Marte
Por

El helicóptero Mars, diseñado para volar con aspas rotatorias en la tenue atmósfera marciana, pesa alrededor de 1.8 kilo...