El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debe alrededor de 38 millones de pesos (mdp) al distribuidor de medicamentos Marzam, pero aun así este empresa quiere venderle más el gobierno.

«Uno de los temas de arriesgarnos un poco más en ese sector (público) es la garantía de pagos porque somos un segmento en el que el margen de utilidad es muy pequeño, entonces si hay retrasos o no recibes el pago, puede ser lo suficiente para tronar una empresa», comentó José Alberto Peña, director general de la empresa de distribución de medicamentos.

«Estamos trabajando con el Instituto y tenemos una pequeña deuda, no es algo significativo», añadió el directivo en conferencia de prensa.

Actualmente, el sector privado acapara el 96% de las ventas de Marzam, mientras que el restante 4% se va al gobierno, lo cual buscan quintuplicar para llegar a 20%, como parte de su estrategia de diversificación.

Entre los principales compradores de Marzam están el ISSSTE y Pemex, y en menor medida el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lee también: Al IMSS sólo va una fracción de nuestras ventas totales: Marzam

«Nuestra estrategia es seguir siendo predominante en el sector privado, pero estamos en la mejor disposición e interés de apoyar en la parte del gobierno», comentó Peña.

En abril, durante una comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado, Pedro Zenteno, director de Administración del ISSSTE, señaló que el organismo se encuentra en riesgo de un quiebre financiero en julio, debido a un pasivo de aproximadamente 10,000 millones de pesos.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el gobierno tiene un plan de rescate para garantizar la seguridad social de la población.

No te pierdas:

Marzam apunta a incrementar sus ventas hasta 12% este 2019

 

Siguientes artículos

El negocio de certificar la industria del bienestar
Por

La antigua compañía de 800 mdd, propiedad de un comerciante de Goldman Sachs, quiere extender la moda del bienestar, des...