El domingo se completó el mal verano de la selección mexicana de futbol, luego de caer por la mínima diferencia ante la escuadra de Jamaica, y con lo que el conjunto de Juan Carlos Osorio pierde la posibilidad no sólo de conseguir un título obligado en la región, sino también de embolsarse un premio de un millón de dólares.

Tras caer eliminados ante Alemania en las semifinales de la Copa Confederaciones, la esperanza de los mexicanos y de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) era salir campeón de la Copa Oro, pero esto ya no será posible por la derrota ante los Reggae Boyz en los minutos finales del encuentro.

En un partido donde hubo pocas ocasiones de gol y los atacantes mexicanos no fueron capaces de romper las redes rivales, se llegó a los instantes finales con todo por decidir y con la sensación de que el partido se decidiría en la prórroga.

Pero en el minuto 87 una falta cerca de la frontal del área mexicana hizo que la historia cambiara por completo. Cuando sus compañeros se colocaban el balón para soltar un zapatazo Keymar Lawrence se acercó para poner calma.

PUBLICIDAD

El lateral jamaicano asumió toda la responsabilidad y con un tiro muy bien colocado, puso fin al empate, mandando a su selección a una nueva final de la Copa Oro.

Con esa falta cobrada magistralmente por el lateral caribeño, el cual contó con la ayuda de Jesús Corona, quien pudo hacer más, Jamaica le “arrebató” un millón de dólares a la selección mexicana, cifra que corresponde al premio para la selección que logre coronarse campeón de esta cita regional, la cual es la única que se disputa cada dos años y no cada cuatro como Eurocopa, Copa América, etc.

De haber llegado a la final, el cuadro mexicano se habría asegurado al menos 500,000 dólares, el pote destinado para el subcampeón, y en caso de quedar campeón la suma total habría sido de hasta 1 millón 375,000 dólares, de acuerdo con las cifras otorgadas por la Concacaf en su edición de 2013.

Este miércoles Estados Unidos, que venció también en los momentos finales a Costa Rica, o Jamaica se llevará el millón de dólares y medio pase a la Confederaciones de 2021, que tendrá que disputarse con el campeón de la Copa Oro de 2020.

De acuerdo con dichas cifras, México tan sólo regresaría de esta justa con 375,000 dólares, los cuales están repartidos de la siguiente manera: 100,000 por el único hecho de participar en el torneo; 125,000 más por alcanzar los cuartos de final; y otros 150,000 por llegar a semifinales.

 

Jamaica el invitado incómodo de la Copa Oro

La selección caribeña se ha convertido en las últimas ediciones en un invitado por demás incómodo para los “gigantes” de la Concacaf, ya que por segunda ocasión consecutiva impide la tradicional final entre Estados Unidos y México.

Hace dos años logró eliminar a la escuadra de la barra y las estrellas también en semifinales, y este año repitió la dosis, pero ahora el tricolor fue la víctima.

La selección subcampeona de la última edición de la Copa del Caribe, la cual Curazao ganó al vencer a los jamaiquinos por 2-1 el pasado 25 de junio, disputará un mes después el máximo galardón regional.

Por otro lado, Jamaica no se encuentra en el hexagonal final que da acceso al próximo Mundial de Rusia 2018, ya que quedo última del grupo B en la fase de clasificación, quedando por detrás incluso de Haití.

Pese a esos resultados sus últimas actuaciones en la Copa Oro hablan de una selección que ha mejorado su juego, basándose en la velocidad de sus jugadores presentando un ritmo alto de partido que pocas selecciones pueden seguir.

Este año no acudieron dos de sus pilares, que juegan en Europa, como el central y capitán Wes Morgan y el joven atacante León Bailey, cuyos valores de mercado son 3 mdd y 11 mdd, respectivamente, según el portal Tranfermarkt.

Esos 14 mdd que suman Bailey y Morgan suponen más del doble del valor de toda la selección que el próximo miércoles luchará por levantar la primera Copa de Oro para su país.

 

Siguientes artículos

Panamá tendrá embajada en China para octubre
Por

Los gobiernos están trabajando paralelamente en armar la agenda bilateral, mientras terminan los preparativos de las sed...