El banco central confía en que no será necesario adoptar nuevas medidas para revertir la deflación y sostuvo que se encuentra en el camino para cumplir su meta de inflación del 2%, lo que da señales de que no habrá relajación en su política en corto plazo.

 

Reuters

TOKIO – El Banco de Japón mantuvo su estímulo monetario existente, confiando en que no será necesario adoptar nuevas medidas de apoyo para vencer la deflación crónica aún en momentos en que un aumento en el impuesto sobre las ventas nubla el panorama para la tercera economía más grande del mundo.

PUBLICIDAD

El banco central mantuvo su visión optimista sobre las perspectivas económicas y afirmó su convicción de que Japón está en camino a cumplir su objetivo de inflación del 2% en torno a abril del próximo año, lo que sugiere que no habrá una relajación de su política monetaria en el corto plazo.

Pero el BOJ (por sus siglas en inglés) tomó nota de su propia encuesta “Tankan” publicada la semana pasada, que mostró que las empresas esperan un impacto peor en los consumidores por la subida del impuesto sobre las ventas del 1 de abril que el provocado por el incremento anterior en 1997.

“La economía de Japón sigue recuperándose moderadamente como una tendencia, aunque con algunas fluctuaciones causadas por la subida de impuesto”, dijo el BOJ en un comunicado donde anunció la decisión de política monetaria.

“La confianza empresarial ha seguido mejorando, aunque se ha observado cierta cautela sobre las perspectivas”, agregó.

Como se esperaba, el BOJ mantuvo su compromiso de aumentar la base monetaria, su indicador clave de política, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (de 580,000 a 675,000 millones de dólares).

 

 

Siguientes artículos

Ventas de autos de VW repuntan en marzo
Por

Volkswagen aumentó en marzo las ventas de su principal marca de autos en un 4.8 %, en momentos en que la recuperación de...