La suma total del déficit comercial alcanzó los 1.02 billones de yenes debido a la debilidad de la moneda nipona y los precios del petróleo; las exportaciones tocaron un máximo de tres años. 

 

Reuters

TOKIO.- Japón anotó en julio un déficit comercial de 1.02 billones de yenes (10,500 millones de dólares), el tercer mayor del que hay registro, pesr a que las exportaciones japonesas subieron a su ritmo anual más acelerado en casi tres años, luego de que los beneficios de un yen depreciado comenzaron a afianzarse, y las fuertes ventas de automóviles y aparatos electrónicos a Estados Unidos, Asia y Europa revelaron una recuperación de la demanda en el extranjero.

PUBLICIDAD

El déficit se debió a la debilidad de la moneda nipona y el repunte en los precios del petróleo encareció las importaciones de energía, lo que podría pesar sobre las futuras ganancias corporativas.

Los analistas esperan que la tercera mayor economía del mundo avance hacia una recuperación sostenida, aunque algunos advierten sobre los riesgos, como la desaceleración continua en China, el mayor socio comercial de Japón.

“Como tendencia, las exportaciones se están recuperando y seguirán creciendo porque el efecto positivo de un yen débil se fortalecerá en los próximos meses”, dijo Yoshiki Shinke, economista jefe del Dai-ichi Life Research Institute en Tokio.

“Esperamos que esto compense los riesgos, en particular la posibilidad de que la recuperación económica de China siga siendo débil”, agregó.

El aumento del 12.2% de las exportaciones en el año a julio estuvo por debajo de una estimación promedio de un 13.1% pero fue la mayor alza desde diciembre del 2010, según revelaron los datos publicados el lunes por el Ministerio de Finanzas.

Las exportaciones a Estados Unidos, Asia y Europa se aceleraron. El volumen de exportación también aumentó por primera vez en más de un año, lo que ofrece más evidencia de que la demanda externa podría fortalecerse adicionalmente.

“Esperamos que las exportaciones continúen recuperándose”, dijo Hiroaki Muto, economista senior de Sumitomo Mitsui Asset Management en Tokio. “Los datos son alentadores porque se puede ver que las exportaciones a los principales mercados de Japón se están recuperando”, agregó.

Una depreciación de alrededor del 20% en el yen desde noviembre, cuando los mercados comenzaron a esperar el alivio de la política monetaria anunciado en abril por el Banco de Japón, ha incrementado la competitividad de la economía impulsada por las exportaciones.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas siguen preocupadas por la Fed
Por

Los mercados bursátiles del caían en las primeras operaciones, pendientes de una posible reducción de estímulos en septi...