Tras la entrada de Apple al mercado de los wearables, compañías como Jawbone y Fitbit deben demostrar que tienen con qué competir (y ganar).

 

Por Alex Konrad

 

PUBLICIDAD

El fabricante de wearables Jawbone ha levantado su siguiente ronda de capital preparándose para la batalla que se desatará el año entrante, cuando Apple entre al mercado a través de su Apple Watch.

La empresa autorizó este mes 15.8 millones de acciones de una nueva Serie 6-A de acciones preferentes, movimiento que valuó la compañía en 3,000 millones de dólares (mdd), según un documento presentado el 15 de septiembre, recientemente descubierto por los proveedores de datos VC Experts.

La relativamente pequeña cantidad de acciones parece ser el último paso en la búsqueda de financiamiento de la empresa, que empezó alrededor de febrero, cuando fue ampliamente difundido que la compañía buscaba 250 mdd en capital a una valuación de 3,300 mdd, con Rizvi Traverse como inversionista principal.

Un portavoz de Jawbone se negó a comentar para esta nota, pero de acuerdo con la nueva solicitud, la compañía todavía tiene un largo camino por recorrer para alcanzar el límite de 270 mdd autorizado en febrero. La compañía  cerró con unos impresionantes 147 mdd en acciones en circulación a la fecha de la valuación, que no cambiaron con la nueva presentación.

Forbes ha tenido conocimiento de que el CEO Hosain Rahman pasó varias semanas en Asia a principios de este año hablando con potenciales inversores, pero otra posibilidad (aunque menos probable) para la solicitud presentada ante las autoridades podría ser que se esté reservando para una nueva asociación estratégica o adquisición pequeña, dado que las acciones presentadas en esta ronda son de una clase distinta (serie 6-A, a diferencia de la serie 6 habitual). Las acciones tienen preferencia de liquidación, lo que podría sugerir que se le está dando a un nuevo inversionista un nuevo tipo de participación en la compañía.

Jawbone sigue levantando capital, y justificando su elevado precio de venta, en un entorno que está cambiando rápidamente. En las últimas semanas, la compañía tuvo que enfrentar la llegada de Apple al espacio de los wearables. Jawbone respondió a la noticia con un post en el que hablaba de un papel importante de su compañía en un mundo dominado de Apple. UP es en realidad una plataforma, alegó la empresa, que podría integrar datos de Apple Watch. Y como dispositivo, los 14 días de duración de la batería de su UP significa que es más un dispositivo siempre listo para el monitoreo de la actividad y los patrones de sueño de sus usuarios, mientras que los usuarios del relojes vienen y van.

A pesar de este argumento, Jawbone y otros como Fitbit tienen que demostrar que aún pueden jugar en un panorama de wearables dominado por Apple, del que Nike ya se retiró en abril, alejándose de hardware y centrándose en el software.

Jawbone y UP quieren hacer las dos cosas, y Rahman ha estado en esto por mucho tiempo. Fundó Jawbone, el nombre operativo de Aliph, allá por 1999. También se ha llevado sus golpes, como cuando lanzó por primera vez UP, en la temporada de navidad de 2011, sólo para ser recibido con el retiro de producto y una fuerte dosis de decepción. La compañía mejoró el producto UP y se recuperó de esa lección al mismo tiempo que colocaba millones de sus populares bocinas portátiles Jambox.

Sin embargo, Rahman puede estar bajo gran presión en este momento para mantener el crecimiento de la compañía, dada la amenaza que representa Apple para sus productos, lo cual planeta la necesidad de una valuación elevada de la empresa en caso de que las cosas se pongan difíciles en el futuro. Varios capitalistas riesgo se han pronunciado recientemente sobre el riesgo que enfrentan muchas startups como Jawbone, una opinión pronunciada por primera vez por Bill Gurley, socio de Benchmark. (Jawbone tiene el respaldo de líderes como Andreessen Horowitz, Kleiner Perkins Caufield & Byers, Khosla Ventures y Sequoia Capital).

Como una compañía de hardware de 3,300 millones dólares, Jawbone debe superar una gran cantidad de escepticismo sobre su existencia. En esta última ronda de financiamiento aún hay inversionistas haciendo fila para mostrar su fe en los planes de Rahman, incluso en un mundo con Apple.

 

Siguientes artículos

Qué esperar de la tasa de referencia de la Fed
Por

¿Cuándo y qué tan rápido se elevará la tasa de referencia para depósitos a un día? De esto dependerá, en buena medida, e...