Reuters.- Los exportadores mexicanos de jitomate llegaron la noche del martes a un acuerdo de “último minuto” con el gobierno de Estados Unidos que elimina el cobro de un arancel de 17.56% que estaban pagando desde mayo cada vez que sus cosechas cruzaban la frontera, informó la secretaria de Economía.

El Departamento de Comercio estadounidense (DOC, por sus siglas en inglés) impuso el 7 de mayo un arancel a los jitomates mexicanos, luego de que las dos partes no renovaron un acuerdo anterior que mantenía suspendida una investigación por competencia desleal.

México exporta anualmente alrededor de 2,000 millones de dólares en tomates a Estados Unidos, según cifras de la Secretaría de Economía.

El próximo 19 de septiembre, el DOC debía pronunciarse sobre el resultado de la investigación reactivada pero, bajo las reglas del organismo, la firma de un nuevo acuerdo que suspendiera su determinación o fallo final requería 30 días previos para comentarios, plazo que vencía el martes, según los productores.

Lee también: 400,000 empleos están en juego por arancel al jitomate de México

Una vez entre el vigor el recién logrado acuerdo, las exportaciones de tomates mexicanos se podrán realizar sin el pago del arancel. Un portavoz de la industria dijo a Reuters que la fecha para entrar en vigencia sería el 19 de septiembre.

Las negociaciones del sector con el DOC, que se reanudaron la semana pasada en Washington, se habían estancado debido a una propuesta estadounidense para inspeccionar la calidad del 100% de las exportaciones mexicanas de tomate, algo calificado por México como “totalmente inaceptable”.

Pese a las críticas de los productores respecto a la controversial propuesta, el nuevo acuerdo incluye inspeccionar en la frontera el 92% de los camiones para revisar la calidad de los tomates e incrementos en los precios de referencia para tomates de especialidad, dijeron las asociaciones productoras.

 

Siguientes artículos

Pemex desembolsará 11,900 mdd en 12 campos prioritarios de AMLO
Por

Para elevar la producción petrolera de México, Pemex basó su estrategia en el desarrollo de 20 campos prioritarios.