Tras cuatro años de ausencia, el diseñador célebremente irreverente hizo su debut como director creativo de Maison Martin Margiela.

 

Por Alicia Adamczyk

En lo que sin duda será considerado como uno de los momentos más importantes para el mundo de la moda en 2015, John Galliano, marginado de la industria después de haber hecho desafortunados comentarios antisemitas en un bar de París en 2011, regresó a las pasarelas con su primera presentación como director creativo de Maison Martin Margiela.

PUBLICIDAD

El debut de Galliano fue un evento íntimo, con solamente cerca de 100 personas presentes para ver su colección “artesanal” de alta costura de 24 miradas a Londres.

Y cuatro años después de su muy publicitada partida de Dior y su propia marca homónima, la pregunta no era sólo si las transgresiones de Galliano habían sido perdonadas, sino si su estilo –y el hombre en sí mismo– seguía siendo relevante. En una industria en que la practicidad y simplicidad son las tendencias du jour (en especial para una marca conocida por su bajo perfil), ¿cómo le iría a Galliano, quien es célebre por sus creaciones ostentosamente teatrales?

Que él decidiera mostrar su colección de alta costura durante el show London Men, y no en su casa, también añadió un aire de malestar al suceso.

Sin embargo resulta que no había necesidad de preocuparse. El show de regreso de Galliano fue un espectáculo de negro, blanco y escarlata. Zapatos de plataforma, vestidos de terciopelo y shorts de mezclilla fluían sin esfuerzo junto a pantalones, vestidos de gasa y detalles exquisitos. Triunfo podría ser una palabra demasiado fuerte, pero Galliano sin duda mostró que la extravagancia de su firma no ha pasado de moda, y que él no ha perdido el ritmo.

Éstos son algunos de los vestidos. Las fotos son del feed de Instagram de The Business of Fashion:

#MargielaMonday #Margiela

A photo posted by The Business of Fashion (@bof) on

 

#Margiela #MargielaMonday

A photo posted by The Business of Fashion (@bof) on

 

#Margiela #MargielaMonday

A photo posted by The Business of Fashion (@bof) on

 

Otros diseñadores, como Manolo Blahnik, Christian Louboutin, Nicola Formachetti y Christopher Bailey, se sentaron en primera fila, de acuerdo con Women’s Wear Daily, y la reina de la moda y ferviente partidaria de Galliano Anna Wintour también estuvo presente, al igual que la supermodelo Kate Moss.

“Escalofríos. ¿Sabes?, como cuando sientes escalofríos en las piernas. Eso fue lo que sentí”, dijo Moss a WWD después del espectáculo.

El regreso de Galliano aún nos deja con muchas preguntas, entre éstas cómo responderá el resto del mundo de la moda. Sin embargo dejó una cosa muy clara: fueron cuatro años muy oscuros sin que el diseñador iluminara las pasarelas. Ahora, por fin, hay un poco de luz.

 

Siguientes artículos

Los riesgos más grandes en 2015, según el WEF
Por

En la forma en que jerarquiza el Foro Económico Mundial las amenazas, por probabilidad e impacto, los conflictos geopolí...