La compañía ganó 4,330 millones de dólares en el segundo trimestre, gracias a las sólidas ventas de su nuevo medicamento para la hepatitis C Olysio.

 

Reuters

Johnson & Johnson reportó ganancias e ingresos trimestrales mejores a lo esperado, ante las fuertes ventas de su nuevo tratamiento Olysio para la hepatitis C, pero ejecutivos de la firma advirtieron que la píldora perdería fuerza hacia fines de año por la irrupción de nuevos rivales al mercado.

Las ventas globales de la compañía subieron un 9.1% en el segundo trimestre a 19,500 millones de dólares (mdd), superando las expectativas de Wall Street de 18,990 millones.

Pero mientras que las ventas farmacéuticas globales se dispararon, impulsadas además por los tratamientos para la formación de coágulos sanguíneos y cáncer de próstata, los dispositivos médicos de la empresa y productos de consumo registraron un comportamiento más débil.

Olysio, que fue aprobada por los reguladores en noviembre, registró ventas de 831 mdd en el segundo trimestre y de 1,190 millones de dólares en lo que va del año.

En una conferencia con analistas, el jefe de la unidad farmacéutica de J&J, Joaquin Duato, dijo que las tasas actuales de ventas de Olysio difícilmente continuarían en el 2015.

La compañía de salud diversificada dijo que ganó 4,330 mdd, o 1.51 dólares por acción, en el segundo trimestre.

La cifra se compara con los 3,830 mdd, o 1.33 dólares por acción, del mismo periodo del año anterior, cuando la compañía asumió cargos por litigios y por una adquisición.

Excluyendo ítems especiales, J&J ganó 1.66 dólares por acción. Los analistas, en promedio, esperaban una ganancia de 1.55 dólares por acción, según Thomson Reuters.

J&J incrementó ligeramente su previsión de ganancias para todo el año a entre 5.85 y 5.92 dólares por acción desde su estimado anterior de 5.80 y 5.90 dólares.

Las ventas farmacéuticas globales de la firma subieron un 21% en el trimestre a 8,500 millones de dólares. Las ventas de ese segmento en Estados Unidos crecieron casi un 37 %, impulsadas por la demanda de Olysio, el tratamiento de coágulos sanguíneos Xarelto y del cáncer de próstata Zytiga.

En tanto, las ventas de dispositivos médicos y diagnósticos de la compañía fueron menos contundentes y sólo subieron un 0.7% a 7,200 mdd.

El presidente ejecutivo de la empresa, Alex Gorsky, dijo que el lánguido desempeño del área se debió en gran parte a un decepcionante número de procedimientos quirúrgicos y de ingresos hospitalarios, una tendencia relacionada con la debilidad de la economía global.

Los productos de consumo, incluyendo medicamentos de venta libre, como el analgésico Tylenol, también tuvieron un desempeño opaco, con un aumento en las ventas del 2.4% a 3.700 mdd.

 

 

Siguientes artículos

FSB lanza reforma profunda a la fijación de tasas cambiarias
Por

El FSB, el representante del G20 sobre regulación financiera, publicó un documento de consulta pidiendo opiniones sobre...