El Senado de Brasil iniciará este jueves la última etapa del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, el cual podría concluir la próxima semana con su destitución, dado que la oposición asegura tener los votos suficientes para separarla definitivamente del cargo.

Se prevé que la decisión definitiva será tomada entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, después de las audiencias que empezarán este jueves con la comparecencia de los testigos a favor y en contra de la mandataria.

Concluidas las comparecencias de los ocho testigos, que concluiría la noche del viernes o la madrugada del sábado, el juicio será retomado el lunes, cuando Dilma Rousseff, suspendida desde mayo por acusaciones de haber violado las leyes de presupuesto del país, comparecerá para presentar su defensa.

Te puede interesar: Juicio contra Rousseff busca evitar mi regreso presidencial: Da Silva

PUBLICIDAD

No obstante, el futuro de la primera mujer presidente de Brasil está en las manos de los 81 senadores que votarán; sus oponentes están seguros de que tienen más de los 54 votos que necesitan para removerla.

Rousseff está acusada de realizar gastos sin la aprobación del Congreso y de haber manipulado las cuentas del gobierno para ocultar la magnitud del déficit en el período previo a su reelección en 2014.

En caso de que se apruebe su destitución, el presidente en ejercicio Michel Temer terminaría su período hasta finales de 2018. Si el Senado absuelve a la mandataria, Rousseff recuperará el poder una vez que se publique la sentencia.

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Precios del petróleo inician con resultados mixtos
Por

El petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en octubre bajaba dos centavos respecto al cierre previo, de 49.0...