cintillo_2013

El gypset nació en los 90 como una reacción contra la tendencia consumista del jet set. Julia Chaplin publica Gypset Travel, su segundo libro editado por Assouline. Para Julia, viajar es un asunto de herencia filial.

 

 

PUBLICIDAD

Por Dulce Colín

 

Hay tantas razones por las que viajamos como vuelos que despegan todos los días. El estilo que elegimos al viajar, en cambio, se define por nuestra personalidad. Tras este argumento, la viajera Julia Chaplin —colaboradora de The New York Times, Harper’s Bazaar, Spin y Wallpaper— publica Gypset Travel; su segundo libro editado por Assouline. Con él define un estilo de vida romántico que retoma el aire bohemio y nómada —de espíritu gitano— pero enriquecido con la sofisticación del jet set.

Lejos de la intención irónica con la que Tom Wolf acuñó el término “Radical Chic”, los gypsetters de Julia Chaplin son personas dedicadas a los oficios creativos —diseño, música, fotografía, edición o curaduría— y se resguardan en pequeñas localidades alrededor del mundo integrando el lujo y el placer del buen vivir a la vida lejos de las egocéntricas dinámicas urbanas.

 

Viajar es un asunto de herencia filial

 

Para Julia, el gypset nace en los 90 como una reacción contra la tendencia consumista del jet set. “Después de un tiempo, el jet set dejó de ser creativo e interesante”. A primera vista, Julia Chaplin podría parecer la quinta protagonista de Sex and the City. Neoyorkina en sus 40 años, delgada y rubia como espiga de trigo. Pero hay una diferencia importante; las amigas de Carrie Bradshaw jamás dejarían la ciudad como lo ha hecho Julia.

gypset_libro1“Me aburrí de la vida en Nueva York. De niña nunca viví más de dos años en un mismo lugar y viajaba con mi familia en una camioneta VW, siempre metiéndonos en lugares prohibidos… como buenos hippies. Quise regresar a eso.”, recuerda sobre sus inicios en el periodismo de viajes.

Descendiente de una familia de escritores, Julia se revela como una mujer curiosa, aquella que explora más allá de los límites de su oficio. Con estudios profundos en literatura inglesa, su talento periodístico se publica en la lista A de las publicaciones de lujo, estilo de vida y moda, es editora de su propia página web, recrea su entendimiento del mundo como diseñadora y se da el lujo de hacerlo a su manera: “Crecer es aprender, aprender es crecer. Estoy en constante movimiento mas no me ofuscan los negocios: trabajo mis proyectos de manera orgánica”.

Ser huésped, no turista, es el pilar del estilo con el que ha vivido y el cual ahora documenta. “Me gusta ir a lugares lejanos y vivir ahí por largas temporadas. Nutrir la dinámica de vida de cada lugar. Tomar un fin de semana está bien, pero la profundidad de la experiencia es proporcional a lo que te dejas absorber por el lugar”.

Es verdad, el concepto de sociedad ha atrofiado el perfil nómada de los humanos, tal como lo afirma el escritor Luigi Amara. La historia de vida de Julia cuenta todo lo contrario. La aventura empieza cuando uno se visiona desde tan seductora perspectiva.

 

Siguientes artículos

Cómo una comunidad creó una moneda… que funciona
Por

  El Túmin es una moneda comunitaria que a tres años de haberse creado sigue su expansión por otras regiones del pa...