Kasperky Lab anunció que busca una apelación en el tribunal federal de Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos contra el veto que el presidente Donald Trump aplicó a su software.

La empresa de software de seguridad presentó una apelación en virtud de la Ley de Procedimiento Administrativo para hacer cumplir sus derechos constitucionales de debido proceso y desafiar la vinculante que prohíbe el uso de los productos y soluciones de la compañía por parte de las agencias gubernamentales de los Estados Unidos.

“La compañía afirma que la decisión del Departamento de Seguridad Nacional es inconstitucional y se basa en fuentes públicas subjetivas y no técnicas, tales como informes de medios no corroborados y, a menudo anónimos, reclamos y rumores relacionados”, dijo Kaspersky en un comunicado.

Además, continúa el documento, el Departamento de Seguridad Nacional no ha proporcionado a la empresa el debido proceso adecuado para refutar las acusaciones infundadas que subyacen a la Directiva y no ha proporcionado ninguna evidencia de irregularidades por parte de la empresa.

“La voluntad de la compañía de cooperar con la revisión del DHS ha sido bien documentada. Dado el compromiso de la compañía con la transparencia, el desarrollo confiable de sus tecnologías y servicios, y la cooperación con los gobiernos y la industria de seguridad de TI en todo el mundo para combatir las amenazas cibernéticas”, dice el comunicado.

El presidente Donald Trump promulgó a principios de diciembre una ley que prohíbe el uso de Kaspersky Lab dentro del gobierno de Estados Unidos, coronando un esfuerzo de meses para purgar la empresa de antivirus con sede en Moscú de las agencias federales en medio de preocupaciones de que sea vulnerable a la influencia del Kremlin.

La prohibición, incluida como parte de un proyecto de ley de gastos de defensa más amplio que firmó Trump, refuerza una directiva emitida por la administración Trump en septiembre que las agencias civiles eliminan el software Kaspersky Lab dentro de 90 días. La ley se aplica a las redes civiles y militares.

“El caso contra Kaspersky está bien documentado y profundamente preocupante. Esta ley ya hace tiempo que está en camino “, dijo la senadora demócrata Jeanne Shaheen, quien dirigió las llamadas al Congreso para retirar el software de las computadoras del gobierno. Agregó que el software de la compañía representaba un “grave riesgo” para la seguridad nacional de los Estados Unidos.

También puedes leer: Trump veta software de Kaspersky en el gobierno de Estados Unidos

 

Siguientes artículos

Proyecto inmigrante sobre “Dreamers” no se legislará en diciembre
Por

El Senado tratará una medida en enero para proteger a los inmigrantes jóvenes, de acuerdo con el segundo republicano de...