Los huracanes Katia e Irma, y en menor medida José, mantienen en alerta a México, Estados Unidos y las islas del Caribe.

En el Golfo de México, Katia se mantiene estacionario y se prevé que se fortalezca antes de tocar tierra en Veracruz las próximas horas.

El Servicio Meteorológico Nacional, en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, estableció una zona de vigilancia para esa entidad, desde el río Pánuco hasta el puerto de Veracruz.

Actualmente como categoría 1, Katia provoca tormentas en el este, centro y sureste de México; sin embargo, en prácticamente todo el país también se registran lluvias debido a la interacción del huracán con el frente frío número 2, un canal de baja presión y la onda tropical número 33.

La gran cantidad de lluvia es el principal riesgo, ya que se mueve muy lento, advirtieron autoridades federales.

“Katia está estacionado y se anticipa poco movimiento hasta esta noche, pero se pronostica que el huracán vire al suroeste y se acerque a la costa la noche del viernes o el sábado temprano”, detalló el CNH en un reporte.

Agregó que se espera un fortalecimiento del ciclón, por lo que podría tocar tierra con una categoría mayor.

En tanto, tras su paso por diversas islas caribeñas, los saldos que ha dejado Irma han comenzado a cuantificarse.

Con la etiqueta de ser una de las tormentas más poderosas en el Atlántico en un siglo, el huracán ha dejado al menos 10 muertos en la región y actualmente tiene una trayectoria prevista hacia Florida, con una ruta cercana a Cuba.

Además de extensos daños materiales, Irma causó tres fallecimientos en Puerto Rico, cuatro en la isla francesa San Martín, una en la isla británica Anguila, una en Barbuda y una más en Barbados.

En su paso con categoría 5, el meteoro dejó a cerca del 70% de la población de Puerto Rico sin electricidad, aunque los peores daños se registran en el resto de las islas de la zona.

“Es un desastre enorme, el 95% de la isla está destruida, estoy en estado de shock”, dijo Daniel Gibbs, presidente de un consejo local de San Martín, a la Radio Caribbean International, de acuerdo con Reuters.

Por otro lado, Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda, dijo a la BBC que alrededor de la mitad de la población de Barbuda –estimada en 1,800 personas– se quedó sin hogar, mientras que nueve de cada 10 edificios sufrieron algún daño y muchos fueron destruidos.

El huracán José subió en los últimos minutos a categoría 2 y se ubica al este de las islas de las Antillas Menores del Caribe; se prevé que siga una ruta similar a Irma, pero no se acercaría tanto a Florida.

 

Siguientes artículos

No se modificará más de 20% de TLCAN: Comce
Por

El líder de exportadores mexicanos consideró poco probable que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, establezca de...