En 2016, Katie Bouman declaraba para el MIT News: “Un agujero negro está muy, muy lejos y es muy compacto.Tomar una imagen del agujero negro es equivalente a tomar una imagen de una toronja en la luna”.

Sin embargo, esta semana la aplicación de un algoritmo desarrollado por un equipo liderado por ella permitió ver por primera vez el aspecto de un agujero negro supermasivo.

“No sabíamos que tendría un anillo de luz, apreciar la dimensión nos permite verlo de manera diferente”, dijo al diario científico Nature.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Forbes México (@forbesmexico) el

Katie Bouman tiene 29 años, es profesora de informática en el Instituto de California de Tecnología (CalTech) y es investigadora en métodos computacionales para imágenes. Formó parte del MIT Haystack Observatory y tuvo una beca por la Fundación Nacional de Ciencias en Estados Unidos. Estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Míchigan y tiene una maestría en ingeniería eléctrica en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), donde también completó su doctorado.

Bouman trabaja con un equipo de científicos en el proyecto Telescopio Event Horizont (EHT, por sus siglas en inglés), su labor permitió obtener la primera imagen de un agujero negro supermasivo a partir de la información recopilada por ocho diferentes telescopios en la tierra.

Este avance no solo permite apreciar el aspecto, también permite calcular el diámetro del agujero negro masivo, que podría ser 6,500 más grande que el sol, según dijo a la publicación Cosmos Sheperd Doeleman, uno de los científicos que colabora con Bouman.

Para generar la imagen, los científicos procesaron la información de cada uno de los telescopios, esto requirió reunir media tonelada de discos duros y enviarlos a un punto central. El equipo de Bouman creó un algoritmo que fue crucial para convertir todos los datos en una imagen, según informa «MIT News».

El algoritmo permitió eliminar las imprecisiones causadas por factores como la humedad atmosférica, que distorsiona las ondas de radio, asimismo sincronizó con precisión las señales capturadas por los telescopios remotos.

«Lograr esta imagen requirió del impresionante talento de un equipo de científicos alrededor del mundo, años de trabajo para desarrollar el instrumento, el procesamiento de datos, los métodos y técnicas de análisis, es una tarea que antes era simplemente imposible», dijo Bouman en un post de Facebook.

 

Siguientes artículos

Ella es la mujer con 12 doctorados representante de la PF en la Guardia Nacional
Por

Patricia Rosalinda Trujillo Mariel fue nombrada integrante de la Coordinación Operativa Institucional de la Guardia Naci...