DW.- El nominado por el presidente de EU, Donald Trump, para la Suprema Corte, Brett Kavanaugh, y su supuesta víctima de abuso sexual Christine Blasey Ford mantuvieron este jueves sus respectivas versiones en una audiencia política, donde se vieron lágrimas y reproches.

“Desgracia nacional”

Pese a las acusaciones de abuso sexual en su contra por parte de varias mujeres, Kavanaugh, aseguró que no se dejará intimidar y ratificó su intención de ocupar el cargo.  “Podrán ganarme en la votación final, pero no van a hacer que me rinda”, dijo Kavanaugh, de 53 años, visiblemente enojado durante su declaración ante el comité del Senado que investiga el tema, en donde por momentos lloró y debió interrumpir su alocución.

“Este intento de dos semanas (de acusarlo) ha sido un golpe político calculado y orquestado”, dijo Kavanaugh. “Esto ha destruido mi familia y mi buen nombre”. “Niego la acusación inmediata, categórica e inequívocamente. Las cuatro personas (presentes) supuestamente en el hecho (…) han dicho que no recuerdan tal hecho”, agregó. También calificó los acontecimientos en torno a la nominación como una “desgracia nacional”. Y en una rara jugada para un candidato a la Corte Suprema, el juez criticó a los miembros demócratas del comité y habló de un “frenesí de la izquierda”.

PUBLICIDAD

“Pensé que Brett me iba a matar accidentalmente”

Por su parte, Ford acudió al Capitolio para ser interrogada por el Comité Judicial del Senado para explicar su versión del supuesto intento de violación de Kavanaugh en el verano de 1982, cuando ambos eran adolescentes. “Creía que me iba a violar. Grité. Cuando lo hice, Brett me tapó la boca con la mano. Era difícil respirar. Y pensé que Brett me iba a matar accidentalmente”, narró Ford ante los senadores con la voz quebrada y visiblemente afectada.

La acusadora, la primera de tres mujeres que han salido públicamente para denunciar supuestos abusos de Kavanaugh, aseguró que no estaba ahí porque quisiera y que estaba “aterrorizada”, pero que consideraba que era su “deber cívico” acudir al comité.

Ford habría tenido la intención previa de denunciar a Kavanaugh

Ford enfatizó que ella había decidido informar del caso antes de que el 9 de julio Kavanaugh fuera nominado por Trump, pero que no sabía cómo hacerlo y que finalmente recurrió a la congresista de su distrito y a un medio de comunicación, el diario The Washington Post. Al ser preguntada por con cuánta seguridad podía afirmar que Kavanaugh fue el hombre que intentó violarla, la acusadora respondió sin titubear: “Cien por cien”.

Según ella, Kavanaugh y un amigo suyo la metieron en una habitación cuando ella iba al baño: Entonces trataron de quitarle la ropa, comenzaron a toquetear su cuerpo y le taparon la boca para silenciar sus protestas hasta que ella pudo escapar y encerrarse en el baño, desde donde les escuchó reírse mientras bajaban las escaleras.

Trump ve “honesto” testimonio de su nominado

Donald Trump, por su parte, calificó de “poderoso” y “honesto” el testimonio de su nominado. “El juez Kavanaugh le ha mostrado a EU por qué le nominé exactamente. Su testimonio ha sido poderoso, honesto y fascinante”, comentó el mandatario en su cuenta de Twitter.

El Partido Republicano, al que pertenece Trump, tiene una frágil mayoría en el comité judicial del Senado, que podría votar el viernes la suerte del juez. La confirmación de Kavanaugh podría ir al pleno del recinto el martes para su votación final.

El nombramiento de los jueces de la Corte Suprema en Estados Unidos tiene gran peso político, porque los magistrados constituyen la última instancia de decisión en cuestiones sociales fundamentales.  Los jueces, que son vitalicios, son propuestos por el presidente, y el Senado debe confirmarlos en el cargo. El caso de Kavanaugh es especialmente importante porque su nombramiento inclinaría la balanza a favor de los conservadores en el tribunal durante muchos años. FEW (EFE, dpa)

 

Siguientes artículos

Juegos Olímpicos de Tokio tendrán agencias antidopaje independientes
Por

A partir de los Juegos de Tokio el sistema antidopaje será independiente del COI, es decir, todas las pruebas serán mane...